CARTA A MIS COMPAÑERAS

Durante estos días los secuestros han estado a la orden del día y no sólo en San Luis Potosí, en otras ciudades también, pero hoy hablaré por mi ciudad.

Ante tantas publicaciones de intentos de secuestro y leer todo lo que pasa, estoy llena de miedo. Cada día leemos las anécdotas que les ocurren a mujeres desconocidas, y vemos lejos que nos pueda suceder algo a nosotras o a alguien de nuestra familia, sólo leemos y decimos: “que miedo”, pero JAMÁS nos pasa por la cabeza que esas podríamos ser nosotras.

Soy estudiante y día con día salgo de mi casa y recurro al transporte público para dirigirme a mi destino (SOLA), porque no cuento con algún familiar que pueda transportarme, es más ni con el vehículo. Me llena de tanto miedo el saber todo lo que está pasando, que ni a mi escuela puedo ir sin preocuparme de regresar viva o regresar a casa.

Hace días fui víctima del robo de mi celular en la ruta 27 del camión verde que recorre la Av. Ricardo B. Anaya, Himno Nacional, etc. Por “suerte” no fue a mano armada, simplemente no me di cuenta de que lo sacaron del bolso de la chamarra  que llevaba puesta  a causa de  la aglutinación de gente, fue en 10 segundos sin exagerar cuando me di cuenta de que ya no lo traía, tenía con el celular 3 semanas, un aparato completamente nuevo que di de alta con mi cuenta Gmail.

Al llegar a mi casa marqué a Telcel para cancelar el número y todo lo que pudiera hacer,  lo reporté por robo, me pidieron meterme a una página donde podía borrar toda mi información  y al momento de seguir estos pasos me di cuenta de que  por medio de la  cuenta de Gmail me aparecía la última conexión de mi celular que fue alrededor de las 3:14 pm y la ubicación, por lo cual pensé: Si algún día fuera víctima del secuestro, no descartaría el que algún familiar supiera donde estuve por última vez o en ese preciso momento y a que hora deje  o dejaron de utilizar mi celular, o sea que sería una buena herramienta para localizarme  siempre y cuando  tenga encendido los datos de ubicación, obviamente tomando en cuenta pasar el correo y contraseña a algún familiar o alguien de confianza.

Ante esta ola de inseguridad, lo único que puedo hacer yo como mujer es “intentar protegerme” , cargando un gas pimienta siempre en la mano, no ir con el celular por la calle, ni audífonos, SER COMPLETAMENTE OBSERVADORA ( ir por la calle como si literalmente estuviéramos en una persecución), a veces por ir caminando sin observar, ni si quiera nos damos cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor, y eh aquí un punto menos para poder protegernos. Sé que tal vez estas medidas ya han sido muy repetidas y mencionadas, pero pareciera que sólo nos asustamos por el momento y después se nos olvida.

Otra cosa que yo hice fue hacer un grupo con mis mejores amigas y hasta con mi familia, gracias a la tecnología y la famosa aplicación de WhatsApp, podemos compartir nuestra ubicación en tiempo real  y comunicarnos en cuestión de segundos. ¡NIÑAS SIEMPRE TENGAN SU CELULAR CON SALDO!, es una buena medida de prevención, dentro de este grupo de whats (amigas, primas, hermanas) hemos estado dando santo y seña de donde estamos  y con quién, pareciera tedioso estarle avisando a alguien tus movimientos de todo el día y sobre todo mencionar LAS RUTAS y nos da hasta flojera hacerlo, pero el día de mañana si llegáramos a correr con esa suerte, creo que no nos arrepentiríamos de haberlo hecho.

Me he dado cuenta que las cosas pasan en cuestión de segundos, hasta el ir a la tienda que está en la esquina de nuestra casa sin avisar, es un riesgo.

Lo último que puedo decir y aunque sea repetitiva: OBSERVEN A SU ALREDEDOR,  desde coches, placas, personas, lugares, anden por la calle como si nunca hubieran andado por ahí, como si fuera un nuevo lugar que están conociendo,  cada que caminen volteen siempre hacia sus espaldas a cada rato,  aunque parezcan “locas”  figurando que alguien las persigue, eviten a mayor costa andar solas ( si se puede), avisen de todo, carguen con su gas pimienta en mano,  vayan con zapatos cómodos por la calle que les permitan correr por si algo pasara, eviten cargar tanto dinero, si toman uber manden chequen bien que al momento de que llegue el coche coincida con las placas que les indica la aplicación y manden screen del coche donde van alguien de confianza y otra cosita… QUITEN DE SUS PERFILES DE FACEBOOK Y OTRAS REDES EL DONDE ESTUDIAN, DE DONDE SON Y CUALQUIER DATO PERSONAL. Intenten proteger sus redes sociales con confidencialidad (aunque parece absurdo, pues la delincuencia de ahora está preparada para todo), pero pues no queda demás prevenirnos.

Diana E.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here