MUJERES EMPODERADAS

Entrevista con Irma Ruth del Angel del Angel, lo que muchos dirían, un pleonasmo divino.

Por Nancy Ramirez

 

¿En qué trabaja?

Soy maestra, me desarrollo en el área de la docencia, tanto en la escuela normal de estudios superiores del magisterio potosino como en la UVM, en la cual a tengo muchos años, soy escritora, me facina me encanta. y tengo una asociación civil llamada Libre San Luis A.C. donde apoyamos a las personas mas vulnerables de la sociedad de cualquier índole

 

¿Cuál fue su formación académica?

Mi formación académica es un abanico. Estudie en la normal, tengo una especialidad en español, luego tengo la licenciatura en economía, una en seguridad pública, luego segui con las maestrías, tengo una especializacion en orientacion educativa.

 

¿El empoderamiento tiene súbditos, seguidores, admiradores?

Yo siempre he dicho que hay dos tipos de empoderamiento, positivo y negativo.

El emp negativo tiene súbditos. la mujer que se empodera negativamente siempre va a querer alguien que le limpie los zapatos.

El empoderamiento positivo tiene seguidores porque ese es el objetivo de un emp positivo, que con el ejemplo que tu puedas dar, la gente y en este caso las mujeres te sigan, y mi objetivo es que las mujeres me sigan, pero no me sigan en esa parte de sobajes que podamos darle, porque es de donde las queremos sacar, sino en que ellas también pueden seguir desde sus trincheras empoderando a los demás.

 

¿Una mujer empoderada, necesita de alguien más para poder lograr sus objetivos?

No necesariamente, porque hay muchos objetivos que uno se pone, y que los tienes que lograr tú sola, pero nunca podemos estar solos. El ser humano es un ser sociable por naturaleza. Decía Aristóteles, “si quiere el ser humano estar solo o es una bestia o es un dios”, y creo que las mujeres empoderadas no pueden estar solas, siempre vamos a  requerir de alguien.

 

¿Qué tuvo que sacrificar, para poder ser una mujer empoderada?

Quizás sacrificar el hecho de tener espacio de no ver a mis hijos, ellos por trabajo y porque para mi era conveniente que en ciertos momentos estuvieran fuera de San Luis Potosí, porque cuando uno se empodera, y cuando uno trabaja por los demás, de repente uno toca puertas muy sensibles que a la gente no le gustan, entonces pues siempre el desacuerdo, el desatino, la amenaza, se va a generar. Y a veces el no tener a tus hijos, digamos trabajando en S.L.P, viéndolos, pudiera ser, pero no es un sacrificio. tengo dos hijos profesionistas muy exitosos que siempre me han apoyado tanto ellos como mi esposo en este trabajo que tengo.

 

¿Qué le diría o cómo motivara a las niñas adolescentes cuya educación es sumisa, para convencerlas de que pueden ser mujeres empoderadas el día de mañana?

Una es hablando, comunicándonos, pero comunicando, lo que debemos de comunicar, a veces las mujeres somos dadas a callarnos, , no comunicamos en el momento. Lo primero es enseñarles que debemos de comunicarnos, si en algo no estoy de acuerdo, tengo que decirlo.

 

Anécdota de un machismo mal visto.

Yo empecé a escribir desde los 12 años, pero en uno de tantos concursos de los juegos rurales de las logias masónicas, se me ocurrió meter un libro a concurso, pero con pseudónimo de hombre, porque si lo metía como mujer no iba a entrar. Gané el primer lugar de los juegos ruedas. Cuando me notifican que yo había ganado, que tenía que ir a recoger el premio, me presento, yo era la única mujer. Llego y no me querían dar el premio porque era mujer, y porque decían que había mentido al poner un seudónimo de hombre. En ese momento, el gran maestro, había sido maestro mío en la normal, y dijo: “no, el premio se le entrega, porque a esto hemos orillado a las mujeres, aunque tengan que poner seudónimo de hombre para que esos trabajos puedan ser leídos. Me entregaron el premio, lo recibí, con todo el ceremonial.

El amor es un valor universal.

El amor yo lo veo como un acto de voluntad, yo puedo amar son que me amen, y eso es lo que una mujer empoderada es lo que tiene que hacer. Amar, amar a todos, a todas, amar todo, sin esperar nada a cambio. En el momento en el que empezamos a esperar reciprocidad en el amor, ya estamos en un problema, porque ya ese amor, se pierde como valor y se vuelve algo pasional.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here