La orden Franciscana en San Luis Potosí y el arte como medio de evangelización

Después de la caída de México-Tenochtitlán en Agosto de 1521, comenzó un largo proceso de evangelización, que partió desde el centro y el sur de México, y que poco apoco se fue extendiendo hacia la zona norte conforme se fueron descubriendo ricos yacimientos de plata y de oro, en la zona dominada por tribus de cazadores recolectores. Esta campaña de conquista del norte de México le costó varios años y cientos de vidas a los conquistadores encabezados por Hernán Cortés, aunque a decir verdad les hubiera costado muchos más si no hubieran contado con la valiosa ayuda de los primeros frailes misioneros que arribaron a México y que poco apoco se fueron ganando la confianza de los nativos de la zona norte y facilitaron el proceso de conquista y de conversión de este vasto territorio, el capitulo más importante de la llegada de los primeros religiosos a el territorio que fue conocido como la Nueva España es el que describe Kobayashi J. “No tardaron en venir a nueva España una tras otra expediciones religiosas de las ordenes mendicantes con cuya llegada la evangelización del país se puso en marcha voraz. Los primeros en arribar fueron los franciscanos. Desembarcaron en Veracruz a mediados de mayo de 1524.”
Vale la pena recalcar que antes de la llegada de estos frailes franciscanos, que se hace mención en esta cita, ya habían llegado en el año 1523 tres frailes franciscanos de origen flamenco entre los que podemos destacar fray Pedro de Gante quien dedicara su vida no sólo a la evangelización de los nativos, sino también a la enseñanza de las artes y oficios que sería la base para fundar la primer escuela de México. Aún antes de estos tres frailes franciscanos, el proceso de evangelización ya había comenzado con la llegada de fray Pedro Melgarejo y fray Diego Altamirano frailes que llegaron junto con la expedición de Cortés. Si se pretende seguir la pista de la llegada de los misioneros franciscanos hasta lo que es hoy la ciudad de San Luis Potosí es necesario la mención de la fundación de la ciudad de Zacatecas tal como lo menciona. Morales R “Uno de los eventos más significativos en el dilatado proceso de descubrimiento, conquista, colonización y evangelización en el extenso ámbito geográfico de América, lo constituye a todas luces, el descubrimiento de los ricos yacimientos argentíferos que dieron origen a la fundación de zacatecas. A partir de este hecho, la penetración hispánica hacia el norte y su proceso de expansión, adquiere un gran significado.” Este proceso comenzó cuando Juan de Tolosa y Diego de Ibarra descubrieron ricas vetas de minerales en dicha ciudad en 1546, esto propició que años más tarde se fundara el primer convento franciscano en la ciudad de Zacatecas en el año de 1567. La ciudad de San Luis Potosí corrió con suerte similar al ser fundada al descubrirse el mineral de Cerro de San Pedro, hecho para el que hay dos posibles fechas del descubrimiento de dicho yacimiento la primera de ellas en las crónicas de Fray José Arlegui que propone la fecha de 1583, y la segunda fecha es en 1592, esta última es la fecha legal de la fundación de San Luis Potosí, vale la pena mencionar que antes de la fundación del Valle de San Luis, ya se habían fundado varias ciudades y comenzado el proceso de evangelización en el estado, tanto en la zona huasteca como en el altiplano, en el que podemos destacar el municipio de Charcas y de Xilitla.

 

Imagen recuperada del libro: Tres siglos de pintura religiosa en San Luis Potosí. pág. 267

 

Los frailes misioneros, fueron indispensables para tener un proceso de conquista menos violento, ya que prácticamente estos primeros frailes en su mayoría franciscanos vivían entre los nativos, y solamente comían lo que estos les daban como a forma de limosna y no tenían ningún bien y muchos de ellos rechazaban el diezmo que la corona española les brindaban de todas las riquezas que extraía de la Nueva España. Todo ello porque estos frailes veían en el hombre Americano una gran oportunidad de lograr con la fe católica lo que no pudieron lograr en Europa tal como lo describe Duverger C. “EL cálido medievalismo de los primeros misioneros de América redoblando por el optimismo humanístico renacentista de la época, reconoció en el hombre americano un ser humano plenamente digno de la redención por la fe de Jesucristo, antes que un objeto de explotación económica”. Para los frailes Franciscanos aunque les parecía repulsivo muchos de los actos del hombre nativo de América, les pareció más una utopía de un hombre inocente que hacia algunos actos por ignorancia y en ellos veía la posibilidad de consolidar la fe católica casi prácticamente en un nuevo mundo.

 

Imagen recuperada del libro: Tres siglos de pintura religiosa en San Luis Potosí. pág. 273

Una vez concluido el proceso de conquista en la zona, se procuraba la construcción en primera instancia de capillas abiertas para acelerar el proceso de evangelización y posteriormente la fundación de conventos de órdenes mendicantes las cuales tendrían su base en el convento y a partir de allí mandarían frailes a lugares alejados para seguir expandiendo la evangelización, la orden más importante que llego a San Luis Potosí fue la orden de los Franciscanos quienes construyeron un monumental convento en el centro de dicha ciudad, este convento fue importante ya que fue casa capitular de la provincia de Zacatecas. Uno de los métodos más usados para el proceso de evangelización fue la pintura tal como lo describe Morales R. “Entre las practicas más usuales de los evangelizadores para sus catequesis, estuvo el uso de materiales gráficos para explicar los misterios de la fe, de modo que entre estos materiales gráficos a que hacemos referencia, debieron contar con grabados y pinturas de pequeñas dimensiones”. ya que la pintura era un medio mucho más digerible para el proceso de evangelización que la palabra misma ya que como lo menciona Gruzinski S. en su libro la colonización de lo imaginario: “Haciendo invertir relaciones de forma, de colores, valiéndose del espacio, ofreciendo modos de lectura y enfoques múltiples las pinturas manifiestan una especificidad intuitiva e inmediatamente perceptible.” Los misioneros hicieron un gran uso de la pintura y de las artes en general en su proceso de conversión, ya que se dieron cuenta que los nativos hacían uso de las manifestaciones artísticas como adoración en sus ceremonias religiosas, en una gran cantidad de investigaciones se aborda el tema de la pintura como medio de evangelización tal como lo describe Kobayashi J. “Hemos visto por experiencia que donde así se les ha predicado la doctrina cristiana con pinturas, tienen los indios de aquellos pueblos más entendidas las cosas de nuestra santa fe católica y están más arraigados en ella… y para que en breve tiempo fuesen tan arraigados a la fe… el mejor medio es la pintura”. La pintura no solamente fue usada durante el proceso de conquista y de conversión como medio didáctico de la fe católica, sino una vez que termino dicho proceso se continuo usando, los temas más usados en la pintura de la época virreinal son, pasajes del antiguo y del nuevo testamento, apóstoles, doctores de la iglesia, viacrucis, advocaciones marianas y principales acontecimientos en la vida de los santos. Como se mencionó antes, el antiguo convento franciscano de San Luis Potosí cuya fundación fue en 1591, tuvo bajo su resguardo una increíble colección de pinturas de la época virreinal, la orden franciscana fue durante estos primeros años de la fundación de la ciudad la autoridad religiosa más importante ya que como lo menciona García J. además del convento franciscano “Bajo su jurisdicción quedó la doctrina del pueblo de Santísima trinidad, hoy San Miguelito; la doctrina del pueblo de Santiago Apóstol, hoy barrio de Santiago Apóstol, y el de nuestra señora de los Remedios de Tequisquiapan, hoy Barrio de Tequisquiapan.” En cada convento los franciscanos implementaron escuelas tal como se describe el mismo autor en la siguiente cita “No olvidemos que también los frailes tuvieron siempre una escuela junto a cada ermita, doctrina o iglesia, y uno o dos de ellos vivían consagrados a enseñar a los pobladores diversos oficios además de rezar, leer, escribir, cantar y tocar varios instrumentos musicales, de donde surgieron buenos maestros de capillas y hábiles artesanos.

 

Imagen recuperada del libro: La Orden Franciscana en San Luis Potosí. pág. 77

 

En el convento franciscano de San Luis Potosí las enseñanzas de artes y oficios de los franciscanos darían frutos a mediados del siglo XVII con grandes ebanistas, ensambladores, orfebres, arquitectos, constructores etc. Todo ello se puede ver reflejado en las fachadas de los templos que pertenecieran al antiguo convento, también se sabe que hubo una cantidad impresiónate de retablos, solamente en el templo de San Francisco hubo en su momento diecisiete retablos los cuales fueron, Retablo de la Capilla de Nuestra Señora de la Consolación, Retablo de Santa Rosalía, Retablo de la capilla del santo entierro, Retablo de San Felipe de Jesús, Retablo de San diego de Alcalá, Retablo de la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, Retablo de Santa Teresa y San Pedro de Alcántara, Retablo de nuestra Señora de Guadalupe, Retablo de Santa Ana y San Joaquín, Retablo Mayor, Retablo de San José, Retablo de los Reyes, Retablo de nuestra señora de Aránzazu, Retablo de San Antonio de Padua, Retablo de la Pasaviense y el Retablo de las animas. Así mismo el templo de la tercera Orden tuvo los siguientes retablos; El retablo mayor, Retablo de San José, Retablo de Nuestra Señora de Guadalupe y Retablo de Santa Rosa de Viterbo, Mientras que en la capilla de nuestros Señora de los Remedios hoy Sagrado Corazón albergó cinco retablos; Retablo mayor, Retablo de Aránzazu, Retablo de San Salvador de Orta, Retablo de Santa Gertrudis y el Retablo de Nuestra Señora del Refugio. Todos estos increíbles retablos barrocos estuvieron acompañados de impresionantes esculturas del mismo estilo artístico, como en todo el arte franciscano, la escultura está destinada a los santos de esta orden así como a las más importantes advocaciones franciscanas, como se describe en la obra de Morales R. “Entre las muchas cualidades implícitas en todas y cada una de las piezas que conforman el tesoro artístico, hemos de subrayar que el espíritu de estos bienes, estaba principalmente a cumplir una función didáctica. Cada fachada, retablo, pintura o escultura, cumplía el objetivo de introducir, e ilustrar a los fieles, o consolidar en los devotos ya aptaos”. Las principales temas de arte franciscano son; la vida de San Francisco, el segundo más importante es quizá la devoción mariana como lo describe Morales M. “San Francisco tuvo un especial afecto y particular devoción por la santísima virgen María, asimismo procuró que todos los hermanos la tuvieran, misma que la orden a lo largo de los siglos ha practicado bajo diversas advocaciones.” Las principales advocaciones marianas que se manifestaron el convento de San Luis Potosí son; Nuestra señora de la consolación, Nuestra señora de la Asunción, Nuestra Señora de la Paz, Nuestra Señora de los Dolores, Nuestra Señora de los Remedios, Nuestra Señora de Aránzazu, Santa María de los Ángeles, Nuestra Señora de Guadalupe, Nuestra Señora de Belén y la Inmaculada Concepción, también son diversas las manifestaciones artísticas de Santos Franciscanos, como San Antonio de Padua, San Juan Capistrano, San Bernardino de Siena, San Buenaventura y San Felipe de Jesús. Otra de las más importantes advocaciones Franciscanas es la Santísima Trinidad la cual podemos apreciar el misticismo de esta en mucha de la obra franciscana, por ejemplo en la fachadas de los templos franciscanos en la cual siempre se hace alusión a este dogma de alguna manera como se observa claramente en la fachada del templo de San Francisco, y en la fachada del templo que anteriormente se llamará de Nuestra Señora de los Remedios. Entre otras advocaciones Franciscanas podemos encontrar la pasión de Cristo y la de los apóstoles San Pedro y San Pablo. En obra escultórica también se puede encontrar representado a Santo Domingo de Guzmán fundador de la orden de los dominicos, ya que se considera a San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán padres fundadores de las ordenes mendicantes. En cuanto a pintura se puede encontrar una inmensa cantidad de Santos Franciscanos siendo los más representados lo anteriormente expuestos, existen una gran cantidad de pintores entre los que destacan: Basilio Salazar Alfonso de Zarate, Juan Correa, Nicolás Rodríguez, Miguel Cabrera este último uno de los pintores con mayor producción en el antiguo convento Franciscano entre los lienzos que podemos destacar de este autor se encuentra el de San Buenaventura, el de San Luis Obispo de Tolosa y algunos representación de San Francisco de Asís.

 

Imagen recuperada del libro: La orden Franciscana en San Luis Potosí.

 

Sin duda el autor más importante de pintura Franciscana en el convento San Luis es Antonio de Torres del que se tienen noticias una magnífica colección de Santos de la Orden como de Santiago de Alcalá, San Antonio Estramonio y San Andrés de Hibernón, así como de algunas pinturas representando el vía crucis, importante destacar de este autor los cuatro lienzos representados en las pechinas de la cúpula del templo representado a los cuatro evangelistas; San Lucas, San Marcos, San Juan y San Mateo. En las pechinas de la bóveda del coro también hay cuatro lienzos de Antonio de Torres representando a los cuatro doctores de la Iglesia latina; San Agustín, San Gregorio, San Jerónimo y San Anselmo. La colección más importante de este artista es la que representa la vida de San Francisco la cual está conformada por dieciochos cuadros que son los siguientes; Nacimiento de San Francisco, Bautizo de San Francisco, San Francisco ante el Cristo de San Damián la cual se tomará como unidad de análisis del presente ensayo, San Francisco renuncia a sus bienes ante el obispo de Asís, San Francisco y los tres compañeros, San Francisco con la Virgen y el Niño Jesús, El sueño del Papa, El Papa aprueba la Regla de San Francisco, San Francisco con la Santísima Virgen María y Jesús, El capítulo de las esteras(1), El capítulo de las esteras (2), San Francisco combate la herejía, San Francisco y Santo Domingo de Guzmán, Tentaciones de San Francisco, La impresión de las llagas, Entrada triunfal de San Francisco, Muerte de San Francisco y San Francisco se aparece a sus hermanos en carro de fuego. También de Antonio de Torres son los lienzos que se localiza en el coro el cual representa a San Buenaventura en la Cátedra, y una Misericordia.
Entre otros pintores podemos destacar a Pedro López Calderón del que se pueden destacar dos obras, la primera del Santo Franciscano San Felipe de Jesús y Martín de Aguirre, por ultimo importante de mencionar al autor Francisco Martínez, de igual manera hay un gran número importante de obras pictóricas anónimas entre las que destacan; El nacimiento de la Virgen María, La adoración de los pastores, la adoración de los Reyes magos, los desposorios de la Virgen María con San José, la Anunciación y santos franciscanos como San Salvador de Orta y San Antonio de Padua. Es importante mencionar que toda esta obra se logró gracias a los síndicos y bienhechores quienes eran quien proveían a los Franciscanos de los medios para sobrevivir como comida diaria, vivienda y vestido, así como de los bienes materiales para la iglesia como pinturas, esculturas etc. Hay que recordar que los Franciscanos hacia tres votos: el de pobreza, castidad y obediencia, por lo que la orden Franciscana estableció una institución llamada sindicatura con ella prácticamente cualquier fraile de la orden quedaban exento del manejo de dinero que lo llevará a romper su voto de pobreza, Morales R. hace referencia a la sindicatura de la siguiente manera “La sindicatura entregada por la orden recaía en personas de reconocida solvencia moral, es decir, que esta era concesionada a seglares a quienes se les extendía un patente con el cual se estrechaba un vínculo de hermandad con la orden.” En otras palabras eran personas de solvencia económica que donaban recursos monetarios o bienes materiales como pinturas, escultura, retablos, platería etc. como beneficio el síndico era sepultado en el templo a su muerte y tenía asegurada una buena cantidad de misas por los sufragios de su alma. Entre los principales síndicos y bienhechores de los Franciscanos del periodo Virreinal en San Luis Potosí podemos citar a Marco Antonio Cornelio, Francisco Guerrero, Doña Rosalía Rosa Martínez Brano y Don José de Erraparaz este último de los más importantes es su tiempo quien patrocinó una gran cantidad de obras pictóricas de Miguel Cabrera y Francisco Martínez. Estos bienhechores y síndicos también fueron patrocinadores de obra como la sillería del coro, las rejas del templo, la reparación del órgano tubular en su momento, y la donación de ornamentos y mobiliario. Todas estas donaciones de obras de arte eran muy importantes para la orden en aquel entonces como se puede constatar en la siguiente cita de Villa R. donde no solo se pretendía ornamentar a la iglesia si no que detrás ello cada elemento cumplía una función importante para impactar e impregnar la fe católica en el creyente “Si algunos objetos de culto fueron meramente ornamentales, otros, en especial la pintura y la escultura, apoyados en su calidad artística, tuvieron un fin didáctico: enseñar; explicar o recordar las verdades de la fe”. Por lo que concluimos dejando en claro que el arte Franciscano en San Luis Potosí fue un medio importante que nunca se dejó de usar desde la llegada de los primeros misioneros y el proceso de evangelización, hasta el final de la época Virreinal, si bien en cierto que la Orden franciscana fue perdiendo fuerza en el centro de México, en lugares como San Luis Potosí y Zacatecas fue uno de los pilares religiosos durante el siglo XVII y XVIII, en la actualidad es imposible imaginar el enorme impacto que pudieron haber causado todas esas pinturas, esculturas, retablos, monumental arquitectura, música, orfebrería etc. en los creyentes del la época virreinal en San Luis Potosí, lo que sí se puede asegurar son sus fines didácticos del que se destaca la pintura ya que mucha de la gente aun en el periodo virreinal no sabía leer, y seguramente por lo mismo no comprendía todas las parábolas de los sermones, por lo que las pinturas fueron uno de los elementos de mayor compresión y estudio de la fe católica de la sociedad en general, y uno de los elementos más importantes para incrementar su conocimiento para la gente más preparada en el ámbito religioso por la iconografía que encierra este arte.

 

Imagen recuperada del libro: Tres siglos de pintura religiosa en San Luis Potosí. pág 271

 

Referencias

Bocardo R. (1997) El convento de San Francisco de San Luis Potosí casa capitular de la provincia de Zacatecas. Archivo histórico de San Luis Potosí S.L.P.

Duverger C. (1993) La conversión de los indios de la Nueva España. (con el texto de los doce coloquios de Bernardino de Sahagún 1564). Fondo de cultura económica. México D.F.

García J. (1986) La obra franciscana en San Luis Potosí. Universidad Autónoma de San Luis Potosí. S.L.P.

Gruzinski S. (1991) La colonización de lo imaginario. (Sociedades indígenas y occidentalización en el México español. Siglos XVI-XVIII.) Fondo de cultura económica México D.F.

Kobayashi J. (2007) La educación como conquista (empresa franciscana en México) El colegio de México. México D.F.

Montejano R., Cossío J., Morales R., Villa R., (1991) Tres siglos de pintura religiosa en San Luis Potosí. Grupo pro San Luis monumental. San Luís Potosí S.L.P.

Ricard R. (1986) La conquista espiritual de México. Fondo de cultura económica México D.F.

Gratien de P. (1947) Resumen cronológico de la vida de San Francisco de Asís. Recuperado en diciembre 2016 en: http://www.franciscanos.org/sfa/gratien1.htm

Serventi C. (S.F.) San Francisco en meditación recuperado en Diciembre del 2016 en:https://www.bellasartes.gob.ar/coleccion/obra/8617

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here