TOP 5 

DIRECTORAS DE CINE

GRANDES EJEMPLOS, GRANDES INSPIRACIONES.

¿Alguna vez te has preguntado de dónde viene ese instinto tuyo por hacer lo que te gusta no solo por el placer de hacerlo sino por el deber de ser? ¿Sabes de dónde viene tu espontaneidad? ¿O tu coraje para enfrentarte a lo que ves injusto? ¿Y ese lado romántico que hace que te den fuerzas, aunque no tengas a esa persona tan especial a tu lado? Y sobre todo esas ganas de seguir siendo tu y de buscar quién sabe por dónde y hasta donde tu esencia y esos dulces placeres de la vida.

Sigue leyendo tal vez te sientas identificada (espero) con alguna de las siguientes grandes directoras de cine.

AGNÉS VARDA

LA NECESIDAD DE HACER CINE Y NO SOLO PELICULAS

Considerada la Abuela de la Nueva Ola desde sus veintiséis años ha dado ejemplo de originalidad, persistencia y perseverancia.

Ganadora de muchos premios entre ellos el Leopardo de  Honor en 2014 y miembro como jurado del Festival de Cannes en 2005 y del Festival de Venecia en 1983.

Mostrándonos la urgencia de hacer cine y no perder las ganas y la astucia en ello.

Engañandonos con falsos documentales y creando obras espectaculares como Los Espigadores y la Espigadora.

Siendo auténtica, veraz y oportuna. Además de inspiradora y creativa.

Con un gran sentido del humor y sobre todo de la vida.

“They called me ‘The Ancestor of the New Wave’ when I was only 30. I had seen very few films, which, in a way, gave me both the naivety and the daring to do what I did.

I don’t believe in inspiration that arrives like a bolt from the blue – if it doesn’t also arise from your body and your immediate lived experience. That’s why I always refer to ‘subjective documentary’. It seems to me that the more motivated I am by what I film, the more objectively I film.”  

-Agnès Varda.

LYNNE RAMSAY

EL ARTE DE LA IMPROVISACIÓN

Nacida en Escocia y graduada de la Escuela Nacional de Cine y Televisión de Reino Unido, es una de las directoras más reconocidas desde temprana edad.

Tanto como el Festival de cannes o el BAFTA la han reconocido como una de las mejores debutantes.

Sus films son incisivos, fortificantes y llenos de coraje.

Su última película “We need to talk about Kevin” fue aclamada en el Festival de Cannes en 2012.

“…I get questions about what it’s like to be a woman film-maker, and you don’t get that question a lot if you’re a man. I don’t really go there because I can’t really define what I bring to films as a woman.”

-Lynne Ramsay.

MARIA NOVARO

LA MEXICANA

Egresada del CUEC, Novaro filmó varios cortometrajes en super 8 y 16mm.

Su trabajo fílmico nos plantea temas esenciales como la condición femenina en México y la lucha por la supervivencia emocional.

En su película “Danzón” nos muestra la soledad desde un punto de vista diferente y todo es llevado por el personaje en una búsqueda que nos enseña que no nos debemos negar los placeres de la vida.

“Creo que no es fácil hacer cine para nadie. Y en México es más difícil todavía… Pero no siento que fuera mucho más difícil para mí que para otros compañeros míos.”      

-María Novaro

LUCRECIA MARTEL

EL LADO DE LA DENUNCIA

El discurso que nos muestra en sus películas es delirante, lleno de fuerza y sobre todo una muestra del modo de vida de las diferentes clases en Argentina.

Su película “La Mujer Sin Cabeza” toca uno de sus temas favoritos, los problemas mentales, que en su mayoría suceden en consecuencia de un evento traumático en el transcurso de la vida.

“Lo que yo hago es todo mentira, es todo artefacto.”      

 – Lucrecia Martel

JANE CAMPION

UN POCO DE ROMANCE

Directora neozelandesa caracterizada por esa mirada diferente en el cine, práctica, romántica y conmovedora.

Sus películas se caracterizan por lo contrastante de sus personajes, también se basa en algunos problemas psicológicos de los mismos, o el romance de un modo más profundo y menos caótico.

Su más reciente trabajo es South of the Lake. Una serie filmada y ambientada en Nueva Zelanda.

“I think that the romantic impulse is in all of us and that sometimes we live it for a short time, but it’s not part of a sensible way of living. It’s a heroic path and it generally ends dangerously. I treasure it in the sense that I believe it’s a path of great courage. It can also be the path of the foolhardy and the compulsive.”  

-Jane Campion