“A la salud de Don Julián (Carrillo)”, la Banda juvenil de Moctezuma ofrecieron concierto en el Centro Cultural Julián Carrillo, en esta capital potosina.

Esta tarde-noche, esta agrupación-escuela que ha persistido desde hace varios años, con la misión de formar mejores personas a través de la música y propiciar la convivencia comunitaria, ofrecieron repertorio no solo integrado por música popular, sino para por las tesitura del jazz como de la música de repertorio de peliculas y sin olvidar lo clásico, así como se recordó a Baldomero López, excelente músico, generoso y sincero amigo, quien recientemente falleció.

La banda juvenil de Moctezuma bajo la dirección artística del Mtro. Mauricio Gomez Aranda e integrado por 25 jóvenes músicos, en este concierto se prrsentaron (estrenaron) bajo el formato de big band de jazz y que en esta ocasión tuvieron como músicos invitados: José Antonio Cossío en el piano, Javier Silos en la trompeta, Valentina y Valeria Gómez Pineda en el bajo y voz, respectivamente.

Dio inicio este viaje musical con los infaltables bossanovas: -Más que nada- de Jorge Ben Jor, – Meditación-de Antonio Carlos Jobim, continuar con -Somewhere over the raibow- de Harold Arlen y Yip Harburg, – Pink Panther Theme- de Henry Mancini-, -C Jam Blue- de Duke Ellington-.

Como esta parte clásica, al ofrecer: -Tres miniaturas del Cascanueces -de Piotr Ilich Tchaikovsky, – Vals No. 3- de Dimitri Shostakovich y de esta manera recordar a los contemporáneos de Julián Carrillo.

Sin olvidar la música popular con: -Solamente una vez- de Agustín Lara, – La Llorona -canción istmeña, – Acuarela Potosina – de Pepe Guizar y un efusivo – The Best of Queen-.

Es de destacar que esta banda juvenil es sinónimo de consistencia, trabajo para lo cual se basa en que no solamente sean músicos-lectores sino que “sean músicos sabios, vemos análisis de estilo y además somos muy respetuosos de los géneros” comentó su director artístico Mauricio Gómez Aranda.

Esto que estamos logrando de hacer conmover a los que nos rodean y que nos han invitado a muchos festivales y muchos lugares es también gracias a este esfuerzo comunitario liderado por los padres de familia, quienes desde hace ya varios años han venido dando forma a la agrupación, y por donde ya han pasado dos generaciones de jóvenes músicos.

El Mtro. Mauricio Gómez Aranda dijo sentirse muy contento de estar tocando en el Centro Cultural Julián Carrillo, a pesar de que tocan música orquestal, acota “pero también hacemos jazz, hacemos música contemporánea, hacemos música popular, banda sinaloense y todo ese rollo, porque me interesa que tengan esta capacidad de abrir sus miras hacia muchos géneros y entender que la música toda es buena, solo que te guste y para que la vas a usar, y en este sentido han tenida ya varias aproximaciones a muchos géneros y este es el esfuerzo por empezar a consolidar su conocimiento sobre el jazz”.

En cuanto a esta dificultad en el involucramiento de los jóvenes de Moctezuma a la música comento que no ha existido esta dificultad, “los niños muy naturalmente no, ya que hay como una vocación más que una tradición, porque esta tradición se extinguió, precisamente de los grandes esfuerzos de los maestros como Julián Carrillo quien tenía una vuelta periódica por toda esta zona, desde San Luis, Ahualulco, Moctezuma, Charcas y llegaba hasta Saltillo y hasta la región lagunera y luego regresaba, en todo ese ir y venir fue dejando muchas bandas formadas, ya que él tenia un tratado de bandas militar para dar clases y él traía un trabajo pedagógico muy interesante, pero llego un momento en que los músicos lectores se acabaron y ésta es la primera generación después de los 60´s y 70´s que llegaron solos y que tienen muchos años en querer hacer una banda, con la cual ya tenemos un año de trabajo consolidado, ya que un proyecto que funciona cuando se indaga, se desarrolla y se gestiona desde lo local”.

Ante tal esfuerzo, si fue conciso en cuanto a conseguir o concertar el apoyo “pues parece que solamente nos estamos divirtiendo, no se dan cuenta del gran esfuerzo de lo que significa que los niños y adolescentes vayan a la escuela, muchos niños van a trabajar, muchos papás pagan una cuota semanal de $150 pesos para mantener la banda y que muchas veces es lo que ganan a la semana; todos caminan por lo menos seis cuadras con su instrumento y además del recreo que se les da hacen sus tareas escolares, tienen que cumplir con todo y ahí están”.

“Entonces todo este esfuerzo no solo económico, de recursos, de tiempo y de ganas que tienen los niños. Yo pienso que si debería ser más recompensado por todo el mundo, entonces no es un llamado sino solamente quiero hacer notar que nos ha apoyado el ayuntamiento de Moctezuma, pero falta mas, nos ha apoyado el gobierno del estado pero falta más, nos han apoyado particulares con instrumentos, atriles y dinero pero nos falta más. Una orquesta de estas cuesta un millón de pesos al año y nosotros estamos sobreviviendo con 150 pesos a la semana”.