Inteligencia creativa hecha danza, sinergia en el escenario, espectacularidad y esta aproximación a cada uno de estos momentos creativos propuestos en su primera visita a estas tierras potosinas de la Budapest Dance Theater, al tener como escenario el Centro Cultural Universitario Bicentenario, al poniente de esta capital potosina.

Compañía dancística originaria de Budapest, capital de Hungría, fundada en 1991 y es considerada como una de las más grandes del mundo, la cual se ha presentado en países como Austria, Canadá, Rusia, Holanda, República Checa, Polonia, Italia y Gran Bretaña.

A pesar de la fuerte lluvia que cayó en esta tarde-noche, se tuvo este retraso obligado, pero aun así no fue impedimento para disfrutar esta función integrada por tres trabajos coreográficos: Esta versión libre de -Bolero- de Raza Hammadi, -Doze-, coreografía de Jiri Pokorny y un fragmento de la obra -Cien años de soledad (hundreds years of solitude), ya que por cuestiones técnicas no se presentó la pieza- Sec.- de Lóránd Zachár.

Sobresale por su despliegue coreografico e interpretativo tanto -Bolero- de Raza Hammadi.

Una función dancistica que logra trastocar al espectador, gracias a esta fuerza, vitalidad pautada a partir interesante entramado de pasajes e imágenes bien resueltas, llenas de estas sensaciones en conjunción con el despliegue técnico de sus intérpretes.

Además de generar a través de estas piezas coreográficas que no solo se queden en la memoria de los gustosos de la danza, sino de cumplir el cometido de lograr emocionar a los que no gustan mucho de la danza.

Intérpretes: Tamás Kiss, Máté Mezó, Lucien Zumofen, Alexandra Sághy, Jennifer Vattai, Krisztina Baumgartner y Noémi Horcher.

Es de destacar que la presencia de esta compañía húngara en esta capital potosina es gracias al trabajo del coreográfo, bailarín y maestro Fernando Domínguez y FDR Dance, en conjunción con la UASLP y Secretaría de Cultura Potosina.