Edward James esteta se inspiró en un castillo francés para “Las Pozas”.

La estética es la rama de la filosofía que estudia el arte, contemplación apreciación, reconocimiento y crítica de la obra de arte, los estetas  estudian el desarrollo histórico del arte en sus contextos psicológico social físico y cultural recurren a la psicología para entender cómo se ve, oye, siente, piensa y actúa en relación con la obra de arte… la psicología estética estudia el proceso creativo de la experiencia.

“La estética es la para el arte lo que la Ornitología es para los pájaros” 

          Oscar Wilde.

A fines del siglo XVIII,  surge el movimiento de decadentista, simbolista en Francia e Inglaterra, Walter Peter “Mario el epicúreo” la Biblia del movimiento que declara que el esteticismo no es superficial,  basa su existencia en la premisa “El arte por el arte”, ser superficial o simplista es casi como es un criminal, no solo se trata de rendir culto a la belleza exterior sino de buscar un equilibrio con la belleza interior, es un tipo de vida y un precepto a aplicar…

Oscar Wilde fue ídolo de muchos jóvenes bohemios británicos entre ellos Edward James quien nacería en 1907 su libro “El retrato de dorian gray” y su poema “Ravenna” cambió la vida de varias generaciones: el arte y su belleza está por encima de las temáticas sociales y morales que obstruyen la felicidad creadora, es una reacción a la fealdad y materialismo que conlleva el surgimiento a la revolución industrial y su utilitarismo.

Kant afirmó: “Las normas estéticas están más allá incluso de la moral, el placer y la utilidad” se trata de rebelarse al naturalismo, a la fe en la ciencia la realidad cotidiana y las costumbres burguesa, el movimiento como tal llega a su fin en el año de 1985 con el juicio contra Wilde por ser homosexual, tal como a james le ocurriría más tarde ante la sociedad inglesa en su caso de divorcio con Tilly la bailarina australiana” …

Para los 16 años de edad James tenia profundas fantasías acerca de una elaborada estructura arquitectónica,  era una visión sobre una torre dodecaédrica con arcos esparcidos en su base, la imaginaba puesta sobre una Isleta o roca colocada en el mediterráneo en un lugar entre Sicilia y el norte de África, estaría llena de tesoros de arte y literatura, esta visión permanece como una obsesión durante toda su vida…

La ciudad fantástica que rondaba su mente la llamo “Seclusia”, sería un lugar amurallada inspirada en un cuadro que vio de niño en la pared de la guardería nocturna en donde era dejado por sus padres, cada vez que veía la pintura de una ciudad amurallada soñaba en construirla era una manera de escapar de la asfixiante atmósfera claustrofóbica…

Todas estas ideas influenciaron sus ambiciones y especulaciones constructivas que finalmente plasmó en las estructuras del complejo escultórico “Las Pozas” en Xilitla, San Luis Potosí…

“Seclusia” (remoto en inglés) fue su idea de ciudad edén privada fue descubierta en varios de sus manuscritos, en 1936 en un texto poético titulado “Reading into the picture” la describe como “un lugar secreto y especial que nunca podrá ser localizado en ningún lugar ni en ningún siglo por el ser humano” …

gracias a su educación élite aprendió muy bien a dibujar y en sus viajes constantes por Europa dibujó en su “Moleskine” (agenda italiana que usaron Hemingway, Matisse y Picasso entre otros) sitios como Baviera, Salzburgo, Perugia, etc… estos viajes quedaron caóticamente documentados, de sus giras aprendió todo tipo de formas de expresión arquitectónicas, la inspiración necesaria para ir formando en su cabeza para la composición detallada de muchos tipos de estructuras…

Visitó y estudió el castillo de Pierrefonds en Francia, antigua Guatemala, Os de Civís en españa y las montañas catatónicas en andorra y muchos mas lugares, aprendio perspectiva y trucos de diseño…

“Las Pozas” representan una combinación de estilos y caprichos fantásticos con influencias de sus más admirados pintores decadentistas del siglo 18: hubert robert, claude lorrain, giovanni piranesi, castillos de postdam o versalles, estilos griegos, gótico, pabellones chinos, barroco y rococó e incluso palacios imaginarios de la literatura inglesa como xanadú y sangri – la…

Aun sin entrenamiento para la arquitectura james combina todos estos elementos conciente e intuitivamente, de hecho lo que si tenia era mucha experiencia en observar proyectos de construcción muy ambiciosos tanto en diseño de exterior e interior, ya había  junto con salvador dalí en 1930, un refugio de caza conocido como “Monckton house” en una obra surrealista, lo que marcó como su primera obra surrealista extravaganza…

Las Pozas 1947-1984

En una carta sin fecha james describe una de las torres que construyó en Xilitla: arriba y alrededor de unos tubos de bambú hechos de concreto mezcló estilos del escultor italiano Alberto Giacometti  y del palacio “Facteur cheval” en drome Francia construido por un cartero francés entre 1878-1912 que influyó enormemente en james y otros surrealistas como André Bretón su acérrimo enemigo…

Palais Idéal du Facteur Cheval (Hauterives Drôme, Francia el cual es un popurrí de estilos arquitectónicos, lo construyó un cartero francés Ferdinand Cheval del año 1879-1912… un  en un sueño tropezó con una piedra que le pareció hermosa por lo que decidió coleccionar piedras en su ruta y las llevaba a su casa, empezó a construir un palacio único en el mundo, basado en las imágenes de tarjetas postales y revistas que repartía, sin conocimientos de arquitectura por 33 años lo que se erigió como el primer castillo surrealista del mundo, el era “el loco del pueblo” su palacio ideal “arte marginal puro” atrajo al sacerdote del surrealismo André Bretón… su estilo es impresionante a primera vista parece un templo budista hindú, sin duda imagina uno que está basado en esa mitología y en epopeyas bíblicas… la visita de James cataliza y aclaró su sueño…no era el único loco en el mundo. André Malraux ministro de cultura lo declaró “patrimonio cultural “Del pueblo francés y del arte Naif universal.

La torre en cuestión tiene estilo minoano con dos pisos con columnas estilo Knossos Grecia, con ocho escalones de alto con un encabezado que mantiene un aviario transparente, en donde según dijo a una revista esnob, también se inspiró en visiones alucinógenas que tuvo en ciudad de México con el hongo sagrado en 1962…

Continuó edificando en el rancho “la Conchita” ayudado por sus conocimientos de Leonardo Da Vinci y de Luca Pacioli de quien era devoto sobre todo de su tratado de geometría “La divina proporcione” trabajaba a veces del techo a la base y su elemento mágico según él era “la cooperación infantil de los albañiles huastecos que combinaban el poder chamánico de sus conversaciones en Náhuatl con la construcción lo que me ha permitido mi triunfo sobre la lógica y lograr mi éxito”.

Otro personaje que influyó notablemente en su obra, según él mismo lo mencionaba es Luca Pacioli fraile italiano cuyo tratado sobre las matemáticas, ilustrado por cierto por su amigo íntimo Leonardo da Vinci, versa sobre las concepciones antitéticas de las matemáticas, una de índole pragmática y otra puramente interpretativa o mística, afirmaba que esta ciencia barcaba aritmética, geometría, astrología. música, astronomía, confundida entonces con astrología, perspectiva, arquitectura y cosmografía… además es el padre de la contabilidad moderna.

Sobre el aspecto fantástico del sitio surrealista “Las Pozas” se combinan varios estilos y factores para que el poeta inglés fuera dando forma a su “casa que canta” lugares imaginarios como Shangri-la  una ciudad utópica e idílica localizada en algún punto de los Himalayas en Tíbet donde la gente es feliz y nunca envejece, según la novela de su compatriota James Milton, asimismo “Xanadu” como el palacio de Kubla-Khan que fue concebida por Samuel Taylor Coleridge en un viaje de opio y  el palacio de Aladino de las mil y una noches de donde aprendió el proverbio Árabe de que han sido representadas “Nunca termines de construir tu casa. ”Todos estos ejemplos representados por el cine con asombrosas edificaciones llenos de hermosos jardines.

El viaje de hongos de James

Para el año de 1957 Edward James, cumpliá 50 años de edad, se encontraba en la ciudad de México en el hotel “Francis” su amiga Bridget le hizo un regalo de cumpleaños: 16 pares de hongos de tallos largos Psilocybe o Teonanacatl recogidos por su novio en la sierra entre los límites de los estados de puebla y Oaxaca, el mismo James Sabie del tema por que estaba en contacto con un tal Dr. Wasson quien escribió sobre los hongos alucinógenos, el científico le escribió a james preguntando sobre dos pinturas de Arcimboldo que él tenía en su colección un surrealista del Siglo XV…

Curiosamente comió hongos y con su Guacamaya también un show… Él ya había comido peyote en San Luis Potosí, pero nunca algo tan parecido, en su viaje luego del incidente de la guacamaya, tuvo por primera vez el sentido de la estética en sí mismo, empezó a observar sus piernas y sintió narcisismo, nunca en su vida le había importado su desaliñada imagen, es decir se puso a estudiar la estructura de sus piernas sin erotismo alguno, y se vio asimismo como cristo muerto en el cuadro de Andrea Mantegna que se encuentra en la galería de milán, visiones de flores inmensas que salen del techo y las paredes que copió en su mente para las pozas…