El humor, el amor y esta libertad de imaginar es lo que propuso el narrador oral colombiano Pablo Andrés Delgado en su visita a estas tierras potosinas, a través del Potosí Bistró.

En esta noche no solo contó cuentos sino historias a partir del amor de sus madre, de sus amores y sus vicisitudes, como el revivir después de haber sido tragado por una vaca y ser complementada con dos canciones afines a las historias, es así como el narrador oral de Cauca, Colombia no solo compartió sino generó esta complicidad, gracias a esta forma tan particular de contar en esta tierra sudamericana.

Delgado compartió esta noche de cuenteria con la anfitriona Pily Vélez. De esta manera se cumple su periplo que ha transitado en cinco países, como lo son: Chile, Argentina, Uruguay Perú y ahora México. 

Comento el narrador oral colombiano que en México no sólo está la narración oral presente, sino en su estancia en el país,  esta realizando una investigación de ¿Cómo es la narración en Latinoamérica?, para proponer más adelante algunas iniciativas sobre el rescate de algunos espacios y sobre la promoción de estos espacios en Latinoamérica.

Así como platicó sobre la particularidad en la narración oral colombiano, “la cual se caracteriza por hacerse en primera persona, y en primera persona existe una mayor intimidad más fuerte con el texto y, que hace que de pronto te puedas parar si paso alguien, hacer un chascarrillo en donde también puedas improvisar. Entonces cuando se narra en primera persona ya hay una intimidad más con el texto y por tanto hay una apropiación también de la historia contigo, y tú como personaje del cuento como el protagonista de tu historia, ya que al narrarlo no se vuelve un cuento como tal, sino una conversación escénica que tiene como matiz una estructura narrativa que nos damos la libertad de cantar si hay que cantar, de reír si hay que reír y obviamente pues que la gente sienta que no les contando un cuento sino que les estoy contando mi vida; entonces es como la gran diferencia cuando te sientas en sofá de tu casa y le cuentas anécdotas a tu amigo, eso es una forma también de narrar una historia”.

Pablo Andrés Delgado Rivera, narrador con 12 años de experiencia, quien fue primero público y ahora es director del Festival Internacional de Cuentería “Cauca Cuenta”, coordinador del espacio permanente de narración oral Encuentate…Titotu,  En los últimos años ha investigado la función de la narración oral en la reparación de la memoria colectiva en comunidades víctimas del conflicto en Colombia.

En cuanto a ser la narración oral como sanadora comento ” yo soy politólogo, cuando se crea la ley de victimas no había metodologías y una escasez de estas para la reparación de las víctimas de manera colectiva, se hizo una investigación en como el arte de la narración oral reparaba la historia y, reparaba la memoria colectiva, entonces comenzamos a trabajar en eso y desarrollamos un proyecto que se llama Cauca Fue y también desarrollamos museos itinerantes recuperando mitos, leyendas trabaluengas, coplas, recetas, apoyados por la Universidad del Cauca.

“Acuérdate que la violencia la comunica la noticia, la violencia la comunica el periódico, pero detrás de la violencia hay toda una configuración de historias que conforman una comunidad, eso es lo que nosotros estamos recuperando, todas estas historias que la violencia nos viene quitando, que nos ha quitado y que te tenemos que recuperar, esa es la memoria colectiva y el ejercicio que nosotros hacemos es ¿Cómo recuperar esa memoria colectiva a través de narrar cuentos?. No es con el motivo de condicionar a la gente sino motivar a la gente a que narre su historia de su pueblo, simplemente porque se llama San Luis Potosí”, acotó.

Así como hace una invitación para seguir: www. babieca.org.co

Un agradecimiento a Pily Pelusa Vélez por  las facilidades para presenciar el show y realizar la entrevista, como a Manuel Soria de Potosí Bistró.