Se fue un grande. Uno de los más notables iconos de la cultura pop, la figura más destacada del cómic, quien creó todo un fino y orquestado universo de superhéroes, su ambición fue crear la más grande novela americana y para muchos lo logró.

Stan Lee desmontó y reconstruyó el concepto del superhéroe una docena de veces, sus tramas eran acerca de gente común con problemas cotidianos como una mala nota, problemas con el jefe o un desamor; a la vez que lidiaban con súperpoderes, invasiones alienígenas y científicos locos. Junto a todo un equipo de talentosos creativos dio vida mes con mes en tinta y papel a personajes como Spider-Man, The Avengers o X-Men.

El neoyorkino no sólo redefinió la manera de escribir cómics, reflejo en ellos muchos de los problemas sociales de la época como el racismo o la drogadicción creando una cultura de tolerancia y apertura, el boom del cine de superhéroes que se vive hoy día está asentado en buena medida en mucho de sus personajes. El legado de éste escritor ha perdurado a través de décadas y quedará plasmado en su obra narrativa y visual para futuras generaciones.


 

Nota por:

Andrés Delgadillo Sánchez
Instituto Estatal de Investigación y Posgrado en Educación
andreshistoriaslp@hotmail.com