Cuatro amigos que tienen un objetivo en común, visitar un atractivo parque de diversiones, pero para lograrlo cada uno hace un mejor esfuerzo, sin embargo, este sueño se viene abajo por…, es así como todo se narra esta historia en el libro Tétrico S.A., del escritor Antonio Ramos Revillas, que fue presentado en la sala  María Greever de esta trigésima edición de la Feria Nacional del Libro de León, Guanajuato.

El narrador regiomontano de Ramos Revillas estuvo acompañado por la coordinadora de este proyecto editorial Teresa Vicencio y el ilustrador Julián Cicero, quien comento que siempre le han gustado mucho las historias de pandillas, “desde pequeño he sido muy amiguero… Somos una pandilla haciendo este libro, de ahí que fue una historia que disfrute muchísimo, me divertí mucho haciéndola”.

A pesar de que Antonio no especifica en que ciudades están los amigos, ni siquiera sabemos si es una ciudad o un pueblo, “entonces yo de repente me di esta libertad de ubicarlos en un lugar que podría ser a veces en un pueblo o en ciudad distintas… Este asunto del parque de diversiones Tétrico que no era lo que los chavos esperaban, pues también me puse en este papel de pandillas de aventuras.

Para concluir su intervención. “Ojalá les gusten mucho los dibujos y ojalá les resulten tanto como nosotros disfrutamos haciéndola y además de disfrutarla, además del aprendizaje que yo me quedo es un titulo que yo sigo digiriendo, ¿ por qué?, porque a su vez es una historia que a mí me planteo muchas dudas y ojala a ustedes también les plantee”.

Antonio Ramos Revillas comentó que casi todos sus proyectos editoriales van contraponiéndose al anterior, “y había estado en una temporada con algunos libros para jóvenes muy fantásticos, tengo Perro Zombie y la Dama de la Selva que son cuentos fantásticos, y de pronto llegaron unas propuestas para hacer libros con un tono mucho más concretos, muchos mas  cívicos y ciudadanos, a lo que dije que si”.  

“Los cuales le ayudaron mucho, porque no me gusta como repetirme, como que estaba a punto de usar de nuevo el tema fantástico pero no” comentó.

Un libro que surge de la complejidad de hablar de la corrupción, “pero más bien hablar del momento en el cual somos traicionados, en el momento en el cual algo que esperábamos que suceda no sucedió, no tanto por un hecho fortuito, sino porque hubo un grado de maldad de alguien para que no pudiera, y sobre todo, un grado de sacar beneficio de ti sin que tú quieras otorgarlo; entonces de ahí es como surgió esta idea para la presentación de que todos en algún primer momento que nos hacen un acto de corrupción que no tiene que ver con este concepto amplio e institucionalizado”.

Un libro que refiere a este sentido de comunidad, “me gusta hablar de ella, ya que siempre crecí con comunidades, yo siempre  fui un niño de comunidades, de pequeñas pandillas y de pequeños grupos, entonces siempre me siento a gusto con los grupos, en los grupos siempre tomo la función de ser aglutinador en el lugar del que quiere sacar un provecho, nunca ha sido mi función, porque me gusta esta idea que nunca podemos nada solo y necesitamos de la ayuda de los demás”.

Sin embargo, comenta que esta historia se vio “un poco más derivada, un poco más cívica, además ser un cuento es muy poco institucional, aunque es un tema que me dijeron que tenía que hacer, yo le daba las vueltas posibles pero al final termine hablando de el, por las decisiones que tienen los personajes, y eso lo descubrí cuando uno de los primeros libros que escribí para niños, para la historia de Nuevo León, me dije que si voy a hablar de mi historia, lo importante es contar un cuento, entonces la gente que ha leído el libro y que me ha escrito, porque ya me ha escrito, le gusta mucho este entorno del espacio fantástico de los juegos, porque todo mundo tiene una pandilla o un grupo de amigos, pero también todo el mundo ha anhelado ir a un momento que desafié su imaginación, entonces estas dos partes se sienten reflejados”. 

Cuenta que “me gusta mucho esta imagen del bosque, las comunidades humanas siempre hemos visto al bosque lo prohibido y lo secreto, de ahí que también quise meter esta imagen que va un poquito mas allá de donde estaba conocido que es la ciudad, donde se pueden romper las reglas hasta cierto punto también, y que también podría tener esta lectura. De que fuera de la civilidad, del entorno cotidiano al cual tenemos acceso o permiso para entrar a otros aspectos de nuestra personalidad”. 

Ramos Revillas no niega como escribe, “de pronto cuando sale un libro nuevo lo vuelvo a leer. En las presentaciones, porque si les paso una mirada por las páginas y descubro ciertas  formas mías, una búsqueda de un lenguaje muy sencillo pero también de una búsqueda por muchas imágenes, de pronto hay oraciones subordinadas aunque es un libro para jóvenes, pero que ya es parte de mi manera de escribir”.

Una presentación editorial que congrego a un pūblico en su mayoría integrado por niños y jóvenes.

El libro es producto de una colección llamada Árbol que el Instituto Nacional Electoral produce para fomentar la lectura, promover los valores democráticos, poner la perspectiva de la armonía social y la educación cívica entre los niños, las niñas y los adolescentes principalmente.

Teresa Vicencio es la coordinadora de este proyecto que tiene en su haber 8 títulos con caracteres y valores distintos. Todos gratuitos y con la finalidad de distribuirlos por todo México.

Todos los libros de ésta y otras colecciones del INE se pueden descargar gratuitamente en su página de internet: www.ine.mx