El saxofonista mexicano Gerry López (Chihuahua, 1988) fue nombrado director de la Orquesta de Jazz de Friburgo, Suiza, para suceder a su fundador y leyenda Max Jendly, pionero del género en el país helvético y creador de la sección de jazz en el Conservatorio de Friburgo.

Gerry López asumirá el encargo en el otoño de 2022 y en entrevista con Excélsior afirma que la selección “fue una tremenda sorpresa, porque en la historia de este ensamble no ha habido un extranjero postulado para dirigirla, así que será un reto grandísimo porque se trata de un ensamble profesional, con músicos de renombre, y será un tremendo aprendizaje colaborar con músicos de esta talla y aportar un granito de arena de mi visión hacia el porvenir”.

El intérprete ha creado cerca de 250 obras, de las cuales 50 son para grandes ensambles, y adelanta que el próximo 25 de septiembre dirigirá a esta agrupación como parte del proceso de transición e interpretarán dos obras suyas: Ojos claros, con estructura de bolero, y Jacarandas, un tema dedicado a la Ciudad de México.

¿Qué sello buscará imprimir a esta agrupación? “En la mañana tuve la primera junta con el presidente de la fundación. Si algo he encontrado en este país es que se prevén los proyectos con mucho tiempo de antelación y mi trabajo abarcará la preparación del ensamble, arreglos, orquestaciones, seleccionar repertorios, desarrollar proyectos, el contacto con los músicos, la parte administrativa con la fundación y la política por su presencia cultural. Lo que más me emociona, sin duda, es la oportunidad de escribir música y desarrollar proyectos”, afirma.

¿Cuántos integrantes tiene la agrupación? “Es un ensamble con 33 músicos de base y tiene algunas extensiones. Por ejemplo, el director actual (Max Jendly) termina su carrera con un gran proyecto que saldrá en septiembre y en el que participarán los 33 y la orquesta sinfónica”.

Y agrega: “Para mí es motivante que estén abiertos a cualquier tipo de fusión, a usar una orquesta sinfónica y que el proyecto se expanda. Habrá que cuidar una línea, ya que es un ensamble europeo basado en la tradición de la música del jazz europeo, pero están abiertos a ciertas fusiones. Una de mis propuestas será el tener invitados de todas partes del mundo y arreglar un repertorio ad hoc.

Si invitamos a un artista neoyorquino, cubano o latinoamericano que podamos incluir en el repertorio este tipo de influencias. Eso será una pauta que intentaré imprimir en mi paso por la dirección de este ensamble”, abunda.

¿También de México? “Sí, es una idea que tengo. Sé que en México Joe d’Etienne, aunque no es mexicano de nacimiento, hizo un trabajo sobre música mexicana para Big Band. También está Rosino Serrano, nominado al Latin Grammy, con un trabajo interesante. Me gustaría abrir esa puerta y crear ese vínculo, ese puente con la música de mi país. Es pronto para asegurarlo, pero es algo que pondré en la mesa.

Y de mi parte, está la música que escribo siempre tiene colores y mucha influencia de México. Soy mexicano y trato de poner esos matices en mi música, sin importar en el contexto que esté pensada o arreglada”.

¿Qué tanto ha cambiado su forma de ver el jazz? “Ha cambiado mucho. De entrada, porque para mí esta música es de gran libertad y el hecho de contar con la improvisación te abre un enorme panorama. Es una búsqueda constante que está ligada a la personalidad y a la vida cotidiana de cada artista, y yo trato de guardar la curiosidad y explorar nuevos sonidos, tonalidades, estructuras y formas, así que ha cambiado y eso se puede escuchar en mi sonido al saxofón y en mis composiciones”.

Gerry dirigió la Orquesta Nacional de Jazz de la CDMX, migró a Europa en 2011 y se graduó en el Conservatorio de París (2012), continúo sus estudios en Pedagogía Musical y Dirección de Orquesta Orientada al Jazz en la Haute Ecole des Arts en Berna y desde hace cuatro años colabora en la Orquesta de Jazz de Friburgo. También es profesor de saxofón en el Conservatorio de Friburgo. A propósito del nombramiento, Max Jendly comentó: “Encontramos la joya con Gerry. Tiene su sede en Friburgo y tiene una amplia experiencia. Ha sido parte de la Big Band desde el principio y es primer sax alto que corresponde al primer violín de una orquesta”.

MEXICO LLEVA DESPLAZAMIENTOS

El Pabellón de México para la XVII Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia 2021, que se realiza del 22 de mayo al 21 de noviembre de 2021 en el Antiguo Complejo del Arsenal de Venecia, llevará por tema Desplazamientos y contará con la participación de 12 iniciativas creadas por los despachos de Fernanda Canales, Sandra Calvo, Rosario Hernández Argüello y Rozana Montiel. La SC federal dijo que el contenido es fruto del diálogo colegiado entre los representantes de las 12 iniciativas seleccionadas.

Con información de: Juan Carlos Talavera