¡Hola feminista! Carta de una mujer policía a agresoras

San Luis Potosí, S.L.P. México

0
135

Texto de Wendy Roa

El pasado lunes 44 mujeres integrantes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) resultaron lesionadas durante la marcha proaborto.

Debido a que les impidieron el paso al Zócalo capitalino las manifestantes las golpearon e incluso les arrojaron gasolina y les prendieron fuego.

Las policías resistieron, porque esa fue la orden, sin embargo, hoy dan a conocer su sentir a través de una carta abierta publicada en redes sociales…

¡HOLA, FEMINISTA!
¿Ya estarás contenta con lo que hiciste? ¿No? Bueno, aquí vamos de nuevo.

Soy policía de la Ciudad de México, sí, esa misma que ayer te vió [sic] hacer tooodo tu desmadre y esa misma a la que le aventaste botellas con vidrio.

Esa misma a la que le gritabas ” tú eres policía y estás a nuestro servicio”, esa misma que ahora te mira con odio, soy esa policía que está cansada de ser golpeada por ustedes, de que le arrojes cosas que no sólo pueden ocasionarme una lesión, sino que atentan directamente contra mi vida.

Pero déjame te digo algo, como verás, ayer éramos demasiadas policías mujeres, compañeras de mi Agrupamiento, de Tránsito, de Sector y por supuesto, mis compañeras de la Policía Bancaria e Industrial, así como mis compañeras de la Policía Auxiliar.

Somos más las que salimos día a día a luchar para llevar dinero a casa, cubriendo todo lo largo y extensa que es esta ciudad, como para que tú llegues a querer hacer lo que tú quieras, sólo porque quieres que legalizan el aborto.

Podré ser una “perra” y una “policía que está para servirte” pero te diré algo, YO sí tengo el valor de enfrentarme a la realidad, tengo el valor que en tu casa y que tus padres no supieron darte, tengo eso y más que por demás a ti te falta.

Todas esas mujeres policías a las que agrediste, son más fuertes que tú, con más valores, con más fuerza y sobre todo, con más decisión de querer cambiar esta sociedad y la manera en la que se vive. Así que deja de causar desastres y pon a pensar a esa cabeza e idear algo que genere interés en los demás para lograr un cambio entre todas.

Soy mujer policía y soy más mujer que cualquier mujer que causó alborotos en la ciudad.

Ya estamos hartas de que me trates como quieras, de que me insultes y me hagas parecer un muñeco de trapo, así que prepárate, porque llegará el día en que todas mis compañeras y yo, dejemos de obedecer órdenes y pongamos el orden que el gobierno no quiere poner, porque llegará ese día en que te demostremos que la policía se hace y se debe respetar y punto.

Así que no importa cuánto hagas, cuánto grites y nos golpees, nosotras aguantaremos y resistiremos, pero cuando nos cansemos, espero que tengas la energía suficiente para correr y para entender que la policía ¡SE RESPETA!

Compañeras de la policía en general de la Ciudad de México, unidas, nadie puede contra nosotras.

¡Gracias por resistir!