Como parte del VII Encuentro Internacional Fronteras en Tránsito, se llevo a cabo la cuarta edición de Homo Ludens, en esta ocasión y en esta noche se disfruto el procesos creativos de cinco propuestas coreográficas, al tener como escenario el foro de la Guarida del Coyote.

Un Homo Ludens tiene como iniciativa de brindarles el espacio para aquellos jóvenes exponen sus primeros trabajos coreográficos, a través de sus procesos creativos.

En donde de nueva cuenta se cumple cabalmente la premisa ” La danza permite pensar y hablar con todo el cuerpo”. Antonin Artaud.

Una de las particularidades de este Homo Ludens es que el espectador tiene esta posibilidad de estar no solamente más cerca de estas improntas creativas, gracias a este formato del foro de la Guarida del Coyote.

Dio inicio con la coreografía-Más allá de la sustancia-, una coreografía de Carlos Luque e interpretada por Natalie Rodríguez. Un cuerpo envuelto que logra desapegarse de su cotidianidad, para darse a si misma esta sensacion de libertad, para después ser absorbido de nueva cuenta por su propia cotidianidad.

Una muestra de esta indocilidad reflejo a través del movimiento, aunada a esta fuerza y contundencia, es lo propuesto por el Mtro. Arturo Garrido a través de su coreografía -Indócil-, interpretada por Leyla Roque.

Una de las coreografías que mas causó expectativas esta noche, no solo por su temática sino por su ejecución fue lo propuesto en -Black Johnson-por este dueto de bailarines, a través de este mosaico lograron reflejar y a la vez compartir esta fragilidad del ser humano, al transminarlo a partir de estas constantes fracturas, devenires y trasiegos del ser que conlleva a cuestas y en momentos logra asumirlo.

Para continuar con -Barro, tal vez- de la joven coreógrafa e interprete Lucía Guel y cerrar con un fragmento de la coreografía- la Sombras del paraíso”- de Alejandra Mendoza e interpretada por Monserrat Chávez Díaz de León. A través de varias voces van trazando sus historias de vida para desencadenar en este transitar hacia su mundo interior y a partir del mismo volver a transitar hacia este anhelado y cuasi imposible sueño por una mejor vida.

Fronteras en Tránsito, territorios emergentes. Es un espacio multidisciplinario donde convergen mesas de diálogo, reflexión y propuestas en torno al desarrollo cultural, exposición fotográfica y arte escénico. Tiene como sede la Guarida del Coyote que se encuentra en Comonfort 1005 casi esquina con Miguel de la Mora. Colonia Alamitos.