De nueva cuenta, el Centro Cultural Alemán en San Luis Potosí sorprendió a los potosinos con la presentación de la banda alemana de jazz, Max Andrzejewki´s HÜTTE”, que de ipso facto se conectó con el  público que abarroto el Teatro Polivalente del CEART.

Un cuarteto de músicos que se destacó por esta libertad expresiva, No solo fue un conglomerado sonoro, sino este discurrir de esta mezcla muy especiada, que van desde estos sonidos urbanos, ciertos trazos minimalistas y sin olvidar estas reminiscencias del jazz clásico con este infaltable despliegue/ jugueteo en cada solo con su complejidad de su propia sonoridad.

 

Más allá de las influencias concretas,  a pesar de que las composiciones recaen más en la creatividad de Max Andrzejewki, quien se considera como una persona un poco obsesivo y maniático, como estar interesado en este espectro muy amplio de géneros y de integrar lo que le llame la atención con toda apertura en sus piezas.

Como también estar muy ligado a lo vocal y verse reflejado en la creación de ambientes y de atmósferas que van desde lo muy tendido, muy relajado, hasta los contrastes de mucha intensidad.

El también  bajista agradeció que este proyecto sea percibido no solo como una unidad, sino como un proyecto total, porque son piezas que realmente se han originado en distintos momentos, a lo largo de los años y que se están ensamblando.

Lo que sí le es claro,  es que han estado tocando desde el 2011, “de ahí que ha habido un grado muy alto de compenetración de la banda, de ahí que en cada pieza y en cada noche en el escenario ocurren cosas diferentes que tienen que ver con sentimientos de cada quien y con este ensamblaje”.

En esta noche ofrecieron  piezas que integran sus dos más recientes producciones discográficas. 

De ahí que se dio esta confluencia de la generosidad queda refleja en un público potosino, gustoso de este arte de la improvisación, que lleno este teatro polivalente y disfruto plenamente de esta libertad expresiva propuesto por los integrantes de esta agrupación alemana.

En cuanto a la reacción del público en esta gira tanto en Centroamérica como en México considero que ha sido “muy entusiasta, muy involucrado con la música”.

“Pero al mismo tiempo, lo que me gusta mucho es que no solamente sea un público eufórico y expresivo, sino además, que es un público que son muy buenos escucha, siempre  atentos, siempre  involucrados, inclusive en los pasajes que son un poco más largos y más difíciles de la pieza, el público esta ahí,  atento en escucharlos”.


Como también comentó, que están trabajando en una nueva producción discográfica, la cual será  de covers,  en donde se abordará musicalmente las canciones del músico y compositor inglés Robert Wyatt, al considerarlo Andrzejewski como un antihéroe musical, al ser primero baterista y luego se hizo cantante, que no es tan conocido, de ahí que se va  mucho a contrapelo.

Andrzejewki destacó que le llamó mucho la atención este compositor, al hacerle arreglos a este trabajo de encargo que fue hecho para el Festival de Jazz en Leipzing, pero les gustó tanto el proyecto que se apropiaron y decidieron que fuera el próximo disco de la banda, el cual sale en septiembre de este año. 

Andrzejewski, de acuerdo con el periodista musical Wolf Kampmann. En 2013, este grupo ganó el New German Jazz Prize, realizó giras internacionales y se presentó en numerosos festivales en Alemania, Italia e Irlanda, entre otros lugares.


Un agradecimiento tanto a Adrián Tovar como Jesica Loredo del Centro Cultural Alemán en San Luis Potosí,  por las facilidades tanto para la realizacion de la entrevista y su respectiva traducción.