Haydn, Mozart, Rachmaninov, Sviridov fueron los cuatro vértices creativos propuestos por la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, como parte de su temporada Primavera Otoño 2019.

El Coloso de Villerías fue testigo de estas, bajo la batuta del Mtro. José Miramontes Zapata.

Para este concierto se tuvo como solista invitada a la pianista coreana/ norteamericana Haysun Kang, quien ofreció una destacada ejecución del Concierto para piano No. 17 en Sil Mayor K 453.

Una obra que el mismo Mozart escribió sobre estas obras de piano, ” están escritas en tal forma que incluso el menos conocedor quedará sin duda deleitado con ellos, sin saber siquiera porquė”.

“Es el concierto en donde muestra más aspectos de la personalidad mozartiana. A pesar de ser uno de los pocos que no tocó, simplemente es una obra maestra” refirió el Mtro. Miramontes Zapata.

Ante un concurrente aplauso, la pianista ofreció un vertiginoso Liszt y de esta manera concluir su segunda participación con la OSSLP.

Para llegar la magia de la Flötenuhrstücke de 1772, Hob XIX: 1- 32 ( Doce piezas musicales para relojes mecánicos) de Franz Joseph Haydn. Siendo la instrumentación del Mtro. José Miramontes Zapata, basado en esta trascripción para piano, en parte hechas por Haydn y parte reelaboradas auditivamente por los cilindros originales, y pensado que uniera tres aspectos basados en la vida cultural de la época: El tercer estado ya había evolucionado lo suficiente, y la aristocracia  no monárquica , la aristocracia burguesa a traves de su tercer estado,  a través de sus ciudades, de sus ayuntamientos creaban sus relojes mecánicos  en las plazas, de ahí el unirlo al sinfonismo de Haydn, él como creador principal / inicial del sinfonismo clásico, en donde se incluye la cuerda como parte del engranaje y del efecto no de la cuerda sino de parte de esta mezcla de la sonoridad casi casi aerófona.

Un concierto que fue redondeado por dos obras de sumo esplendor y pocas veces ejecutadas por su dificultad. La primera de ellas, el Concierto para Coro de Sergei Rachmaninov, al tener como antecedente de haberse presentado un primer movimiento de este concierto,  en el 2001.

“Es una complicación muy grande desde el  punto de vista vocal, que es concierto para un coro tan pequeño, es un  concierto que esta escrito en tres partes, de alguna manera tiene una estructura que dijéramos cumple con ciertos elementos”comentó Miramontes Zapata.

Y, una de las resplandecientes obras que se interpretó esta tarde, la Cantata Primavera de Gueorgui Sviridov. Una cantata muy emocional y de caracter, al ser muy colaborativa a pesar de su singular poética.

En estas dos últimas obras se tuvo la participación del Coro  Oralia Domínguez, bajo la dirección del Mtro. José Miramontes Zapata.

Como bien apunta Miramontes Zapata director de la orquesta sinfónica, reconoció el extraordinario esfuerzo que realizo el coro

Es de destacar el reconocimiento que recibió la Orquesta Sinfónica Potosina por Club Rotarios San Luis Empresarial,  a través de  la representación  de Rosa Alma Chávez y  Ana María Abascal, ya que gracias a los conciertos de la Quinta Sinfonía de Beethoven y el Cascanueces, se logro equipar la primera unidad de cuidados neonatales en el Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto.

” Gracias a su talento y su esfuerzo, y que hubieran  contribuido con nosotros y que nos hubieran confiado estas obra no tiene precio. Es un reconocimiento a todos ustedes que en verdad nos hicieron posible que los niños tengan oportunidades en esta vida”.

De esta manera, queda confirmado el compromiso social que realiza la Orquesta Sinfónica Potosina.