Con obras de Woldemar Bargiel, Carl Maria von Weber y del llamado Padre de la Sinfonía Moderna, Franz Joseph Haydn, la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, bajo la dirección del Mtro. José Miramontes Zapata, inicia las transmisiones de julio, su mes de vigésimo aniversario, a través de Canal 13 local y que presenta la Secretaría de Cultura de San Luis Potosí como parte de las actividades virtuales #CulturaVivaEnCasa, este viernes 3 de julio a las 9 de la noche y domingo 5, a la una de la tarde.

El programa abrirá con una de las piezas que recuperó la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí y grabó en vivo para la firma sueca Sterling Records en 2015: el Intermezzo para Orquesta, Opus 46, de Bargiel, compositor nacido en Berlín, Alemania en 1828, quien es mayormente reconocido por su actividad como pedagogo. Sin embargo, a Bargiel se le consideró en su tiempo como un talentoso compositor de rica, fina y detallista manufactura y con gran naturalidad y gracia en el manejo del contrapunto, según refieren las publicaciones de la revista Deutsche Musik-Zeitung (1860). La versión que escucharemos este fin de semana se grabó el 22 de junio de 2018 en el Teatro de la Paz.

Carl Maria von Weber nació en Eutin, actual Alemania, en 1786, y comparte con otros grandes genios de la música el haber sido un autor prolífico que murió antes de los 40 años; en esta ocasión, la OSSLP interpreta una de sus obras más conocidas, su “Invitación a la Danza”, que Von Weber dedicó a su esposa, la cantante Caroline Brant. Esta obra se publicó en 1819 como una pieza para piano, y en 1841 Hector Berlioz desarrolló la versión orquestal que popularizó aún más la obra, que paradógicamente, es el primer vals de concierto de la historia de la música, es decir, se creó en forma de vals pero para ser escuchada, no bailada, y narra la historia de un baile donde un joven invita a bailar a una hermosa chica y tras despedirse, no vuelven a verse.

Para cerrar este primer programa de concierto del mes, la OSSLP recordará una obra que fue interpretada el 5 de octubre de 2018 en el Teatro de la Paz, al igual que la “Invitación a la Danza”; se trata de la última de las 104 sinfonías escritas por el “Padre de la Sinfonía Moderna”, Franz Joseph Haydn, en Re Mayor “Londres”, y aunque sus doce finales son conocidas como “Sinfonías de Londres”, el autor escogió esta para interpretarse en un concierto como su despedida de la capital inglesa.

Escrita entre 1794 y 1795 y estrenada el 4 de mayo de 1795 en el King’s Theatre en el transcurso de una velada dedicada exclusivamente a la obra de Haydn, y donde actuó como director, Haydn señala en sus escritos su entusiasmo por la acogida del público y que cerró además su estancia en Londres, época de intensa y productiva actividad para el músico a pesar de haberla iniciado casi a sus sesenta años, pues se considera que en esta etapa compuso lo mejor de su producción sinfónica (las llamadas “Sinfonías de Londres”, que abarcan desde la Nº 93 hasta la 104, aunque repartidas a lo largo de sus dos estancias en Gran Bretaña).