No solo es cantar a lo mediato, sino también trascenderlo, no hay mejor forma bajo esta canciones que gritan, exclaman, reflexionan y acotan, esa es la canción que propone el cantautor Alejandro Santiago que vuelve a compartir sus composiciones en esta capital potosina. Siendo el punto de encuentro el Potosí Bistró.

Al recordar de su primera visita a San Luis Potosí, al ser invitado a acompañar en esa ocasión a Mexicanto, en el Coloso de Villerías.

 “Siempre tengo a San Luis Potosí en la mira para tocar”, comenta Alejandro Santiago.

Una noche en donde la canción se apropia de cada espacio del Potosí Bistró, aunado a la complicidad a través de la voz sonante y consonante de todos aquellos que replicaron y pulsaron sus canciones.

Ya que es gracias a “este ánimo lo hace seguir  este oficio, ya que las canciones ahora son de ustedes”, acota.

Alejandro Santiago lo reafirma y lo hace sin cortapisas a través de su cancionero, las cuales transitan desde esta pertinencia de la venia del amor y sus transitares, como lo social: – Agua en el mar-, – Cuando dije amor-, – Blanca Nieves-, –  Por sino te vuelvo a ver-, – De mi pasado-,  – De tu boca-, -De ganas-, -Dulce veneno-, como también en este rubro de lo social; – Revolución-, – México es tuyo-, – La maniquí-, María-, – En fin de siglo-, -Alquimista-.

Como parte de esta fraternidad que existe en la cantautoría, Santiago compartió el escenario con el cantautor Juan Antonio Chipuli, quien ofreció sus canciones: – La puerta-, – Carta a un hijo- y -Mi espera terminó-.

Como también Santiago lo hizo con el cantautor cubano Adrián Gil “El tigre”, quien interpretó dos canciones:  – Niña deja el corazón- y -Declaración de guerra-.

A partir de este constructo composicional, al  darle ese “toque” a estos corazones receptivos y ansiosos de ser reconfortados, lo hizo a través de las canciones: – Que pase el huracán- y- Hojas al aire-, – Andrómeda- y – Debiéndole al cielo-.

Para finalmente decir adiós y permitir no solo que el silencio se apodere de la noche, sino inquirir en esta conversación del cantautor con su gente.

Un agradecimiento a Manuel Loria y su gente de Potosí Bistró, las fotografías a Karlita Escamilla, como el mismo Alejandro Santiago de este encuentro, después de varios años de no tocar sus canciones por estas tierras del tunal grande.