Una danzonera que es prácticamente joven en relación de aquellas que ya tienen trayectoria de más de 35 años, aun así tiene la particularidad de estos arreglos para instrumentos de metal-dotación de saxofones y clarinetes- y la dotación tradicional de las danzoneras, pero siempre respetando las estructuras mismas del danzón que sigue más que vivAS.

El danzón no solamente es la música sino ha trascendido y por tanto permanece abierta a las expectativas, experiencias e imaginarios de los oyentes, tal lo confirma la Real Danzonera de Antonio Vidal, quien de nueva cuenta convirtió una pista de baile la Plaza de Armas en esta capital potosina, como parte de los tradicionales “Viernes de Danzón”.

En esta tarde/noche esta joven danzonera que han ido forjando su tradición al ofrecer una selección de piezas bajo el formato de este ritmo surgido en Cuba pero que han sido apropiado por los mexicanos, aunado a la maestría que conlleva esa simbiosis del baile y la música que deleito por más de hora y media en este festín musical de antología.

Poseedora de un estilo propio de esta danzonera que fue fundada por Don Antonio Vidal Madrid hace 9 años en el Estado de México, con el objetivo de promover la música y el baile inspirados en el Danzón. Originarios del pueblo de Cuanalan en el municipio de Acolman, Estado de México, integrado por 12 talentosos músicos, la “Real Danzonera” ha visitado diferentes puntos de México y ha alternado con las más importantes danzoneras de la Ciudad de México, respaldados por su gran experiencia y calidad artística. que volvieron a reafirmar en su tercera visita al deleitar a los gustoso con una selección de danzones pocas veces tocados, así como piezas de la autoría de Pedro Vidal, aunado a este baile que se goza y se ha transmitido de generación en generación.

Una danzonera que es prácticamente joven en relación de aquellas que ya tienen trayectoria de más de 35 años, aun así tiene la particularidad de estos arreglos para instrumentos de metal-dotación de saxofones y clarinetes- y la dotación tradicional de las danzoneras, pero siempre respetando las estructuras mismas del danzón que sigue más que vivo al estar presente desde Cancún hasta Tijuana y trascender generaciones.

Un Real Danzonera que se ha dado a la tarea de evitar tocar los danzones clásicos o los trillados que siempre son los mismos, por lo que “optamos por rescatar danzones que exactamente ya no los toca nadie, están olvidados y están hermosos -acota-, los tratamos de rescatar ya con nuestro estilo, porque antes el danzón se tocaba muy rápido, le bajamos el tiempo y hay temas que estaban repartidos en el trombón, en el barítono y en el saxofón lo compactamos a un solo instrumento y por consiguiente da otro color”, comenta su director Antonio Vidal quien forma parte de una tradición danzonera que viene desde sus abuelos..

“Hay muchos bailadores que nos dicen que ese doble en donde lo inventaron o esos cortes que, no estamos inventando nada, ya están hechos solo que los estamos rescatando, ya el estilo que se esta bailando que ya no es muy acelerado como antes, ya es mas tranquilo”.

De esta manera, se ha logrado romper con el estereotipo de que el danzón era un baile de lupanar, modelo impuesto por el cine nacional. Ahora bailar es estar frente a una danzonera que reta al bailador a disfrutar de un rito. Probablemente la salsa puede tener muchos adeptos, pero no crece en la misma dimensión que el danzón.

El danzón le representa al Mtro. Antonio Vidal. “Ahorita en la actualidad, para mi lo que significa es todo, mi cultura, estar leyendo, documentándome, porque es inmenso el mundo del danzón, mientras más le busques encuentra uno mas, no se termina de aprender; es mi diversión y mi pasatiempo. De hecho yo inicie en el danzón a los diez año con la orquesta de mi papá, la Orquesta de Rafael Vidal, de ahí que ya viene de tradición y lógicamente mi abuelo también ya tenia su orquesta y danzonera, por familia”.

Una tradición que continúa, al continuarla su hermano Pedro Vidal, compositor e instrumentista, así como los hijos de Antonio Vidal tanto en la trompeta como el timbal.

Así como nos platica de su cuarta producción discográfica, al comentar. ” Quisimos trabajarlo mas para muestras nacionales de danzón, que eligieran mas estos temas para los maestros de baile y si, para mentes abiertas y que no sea tan tradicionales. Este disco esta lleno de puros danzones complicados más para el bailarín que para el músico. El cual está integrado por quince piezas, entre danzones de rescate así como de nueva creación”.

Para más información sobre esta danzonera, lo pueden checar en Facebook: La Real Danzonera de Antonio Vidal o Antonio Sax Vidal.

Esta danzonera ha aportado su granito de arena en este espacio público como es Plaza de Armas, en donde por casi dos décadas se puede disfrutar y gozar del ritmo y la elegancia de este género musical, mientras muchos observamos a los maestros músicos y bailarines con su propio timming moverse al ritmo de estos inigualables temas musicales.