MISA NEGRA DE JOSÉ JUAN TABLADA

0
2583

MISA NEGRA DE JOSÉ JUAN TABLADA

   José Juan Tablada poeta perteneciente a al movimiento del modernismo literario, es el autor de dicho poema que lleva por título “Misa negra”, en el cual el poeta reivindica el acto sexual como un ritual sagrado al punto de compararlo con el rito de la misa. En este sentido el autor lleva uno de los temas prohibidos o tabús al terreno de lo sagrado, analizando el contexto histórico en cual fue escrito este poema se puede rescatar la seguridad y audacia que tenía el autor. El modernismo literario al igual que otros movimientos paralelos que se desarrollaron en las demás disciplinas artísticas es un movimiento de ruptura con los canones clásicos o románticos establecidos, dichos movimientos o vanguardias artísticas son esenciales para entender el escabroso terreno del arte contemporáneo mexicano.

Misa negra
¡Noche de sábado! Callada
está la tierra y negro el cielo,
palpita en mi alma una balada
de doloroso ritornelo.

El corazón desangra herido
por el cilicio de las penas
y corre el plomo derretido
de la neurosis en mis venas.

¡Amada, ven! Dale a mi frente
el edredón de tu regazo,
y a mi locura, dulcemente,
lleva a la cárcel de tu abrazo.

¡Noche de sábado! En tu alcoba
flota un perfume de incensario,
el oro brilla y la caoba
tiene penumbras de santuario.

Y allá en el lecho do reposa
tu cuerpo blanco, reverbera
como custodia esplendorosa
tu desatada cabellera.

Toma el aspecto triste y frío
de la enlutada religiosa
y con el traje más sombrío
viste tu carne voluptuosa.

Con el murmullo de los rezos
quiero la voz de tu ternura,
y con el óleo de mis besos
ungir de Diosa tu hermosura.

Quiero cambiar el beso ardiente
de mis estrofas de otros días
por el incienso reverente
de las sonoras letanías.

Quiero en las gradas de tu lecho
doblar temblando la rodilla…
Y hacer el ara de tu pecho
y de tu alcoba la capilla.

Y celebrar ferviente y mudo,
sobre tu cuerpo seductor
¡lleno de esencias y desnudo,
la Misa Negra de mi amor!

A continuación, se presenta una breve interpretación del contenido central de la obra, esperando y ustedes puedan hacer la suya, y se deleiten con este ardiente poema que en su momento escandalizo a la iglesia. En el primer verso el autor parece estar haciendo referencia a un sentido de melancolía, para proseguir con la misma idea en el segundo verso en el cual la melancolía se va convirtiendo en desesperación tal vez por estar lejos de la amada. En el tercer verso el deseo se hace presente ya que infiere que por fin esta cerca de su amor, y describe como entrará poco a poco en la intimidad con ella. En el cuarto verso el autor imagina el escenario perfecto para el acto. Para que en el quinto verso describa a su amada de una forma que hace referencia a la inocencia o castidad de ella, que está a punto de corromper. En el siguiente verso vuelve a describir a su amada pero ahora hace notar el sentimiento de melancolía que ella siente, tal vez porque está a punto de entregar su castidad. En los dos siguientes versos describe el inicio y desarrollo del acto. Para en el noveno describir el clímax, o dicho de otra manera el orgasmo y el último verso hacer referencia a la satisfacción por haber logrado su cometido.
Por lo que el poema es totalmente congruente con una misa ya que al igual que la misa, la gente acude a la iglesia por la necesidad de buscar una satisfacción espiritual, de igual manera el acto sexual se puede concebir también como esa necesidad no solo física sino espiritual o dicho de manera más clara emocional. Y al final de la misa y del acto sexual se puede encontrar esa anhelada paz emocional aunque sea de manera momentánea.