La coreógrafa, bailarina, docente y directora de Barro Rojo, Laura Rocha recibió el Premio José Limón en el Teatro Pablo de Villavicencio de Culiacán, Sinaloa, en el marco de la edición XXXIII del Festival Internacional de Danza José Limón.

Estas fueron sus palabras de agradecimiento:

“Quiero creer que en realidad éste es un reconocimiento a los cientos de bailarinas y bailarines de México que ensayan, entrenan, sudan, trabajan y bailan por el puro placer de hacerlo sin pensar en este tipo de distinciones.

Deseo imaginarme que éste acto es un homenaje a Guillermina Bravo, Flores Canelo, por supuesto José Limón y muchos creadores que nos antecedieron. Que es una ofrenda a los que nos dieron Patria Dancística.

A la gran cantidad de coreógrafas y coreógrafos con diversidad de propuestas estéticas, que padecen la falta de foros y apoyos para consolidar o arrancar su carrera artística.

A los profesores de danza que desde el anonimato siguen creyendo y en eso coincidimos, que ésta es una profesión digna, honesta y necesaria.

A los fotógrafos, videastas, periodistas, investigadores iluminadores, músicos, vestuaristas, promotores, gestores y todos aquellos creadores que nos apoyan con su talento y esfuerzo en nuestras propuestas escénicas.

También creo que es un reconocimiento a los fundadores de BARRO ROJO que me han forjado en mi identidad dancística.

Y por supuesto a Roberto Solís, Julio Hernández, Miguel Gamero, Felipe Landa, Laura Vargas, Angie Treviño, Clara Rivarola, Luisa Ocampo, Teseida Pimentel , Paulina Juárez, César Zarco, Edith Santaolalla, Alejandra Monroy, Javier Rodríguez, Gustavo Lara, Jorge Izquierdo y Emilio Sabín. Los bailarines y colaboradores que cotidianamente me soportan y sostienen, que son cómplices creativos, los que con su credibilidad en BARRO ROJO me fortalecen día a día, obra a obra, temporada a temporada.

Finalmente agradezco a los miembros del jurado, a los colegas y al gremio dancístico por su apoyo y postulación.

Agradezco a la vida porque me ha permitido bailar”. Laura Rocha

La maestra Laura Rocha, quien es egresada de la Academia de la Danza Mexicana y tiene una licenciatura en Educación artística con especialidad en danza, comparte su sentir ante esta distinción: “Para mí es un honor recibir este premio, por lo que significa tan importante personalidad como lo es José Limón, una persona que cambió cánones del bailarín, extraordinario docente, innovador de una técnica, persona admirable con fuerza interpretativa. Este premio me impulsa a continuar de manera contundente lo que hace muchos años inicié, una trayectoria sustentada en el trabajo cotidiano y constante para lograr la realización del individuo como profesional de la danza, con compromiso y honestidad”.

Docente en la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBAL, en la especialidad de Contemporáneo desde 1983 y coordinadora del nivel Bailarín ejecutante desde 1995, Laura Rocha resalta que este reconocimiento no hubiera sido posible sin el apoyo de Emilio Sabín, quien es su fuente de inspiración; de Francisco Illescas, su apoyo y compañero de vida; y de los bailarines de su compañía, Barro Rojo Arte Escénico.

Desde hace más de tres décadas este premio ha sido otorgado a figuras destacadas de la danza moderna y contemporánea (mexicanas y extranjeras), al tiempo que rinde tributo de manera permanente al maestro José Limón, quien fuera un destacado bailarín y coreógrafo originario de Culiacán. Algunas de las personalidades que lo han recibido son: Guillermina Bravo, Raúl Flores Canelo, Valentina Castro, Guillermo Arriaga, Cora Flores, Rossana Filomarino, Alberto Dallal, Cecilia Lugo, Margarita Tortajada, Anadel Lynton, Adriana Castaños, Rosario Manzanos y Miguel Mancillas, entre otras.