Con más de 30 especies vivas de reptiles de México y de otras partes en el mundo, en donde conocerás su biodiversidad y generar esta cultura de respeto por las especies, lo puedes disfrutar en la exposición “Reptiles del Pasado y del Presente” que se exhibe en el Museo del Laberinto de las Ciencias y las Artes, en colaboración con el Museo del Desierto de Saltillo, Coahuila y Exposiciones la Culebra.

Destacó la directora del Museo Laberinto de las ciencias y las Artes María González que “esta exposición que se estrena en el Laberinto es una primicia a nivel nacional, ya que se hizo este proyecto para este espacio y para el museo”.

“Es importante mencionar que el Museo del Desierto a diferencia del Laberinto se compone de diferentes áreas, tienen una parte que es museográfica, que es la que mas se conoce y que es la más ligada a los contenidos paleontológicos, a todos los dinosaurios, pero también tiene toda una área de investigación paleontológica y ademas una área de especies vivas porque tienen unos centros que incluso son de conservación y producción de especies, tienen perritos de la pradera, osos, lobo mexicano”.

Fernando Toledo, director de Fauna del Museo del Desierto, explicó que al hablar de reptiles es importante que se también se conozca la biodiversidad.

“Hemos oído varias que México es el número uno en la diversidad en lo que es anfibios y reptiles, esto cambia año con año conforme va habiendo más investigación ya sea en México y en otras partes del mundo”.

De ahí que esta exposición es mostrar un poco la biodiversidad que había en el pasado y como están en el presente, así como se va a ver reptiles que habitan en el estado de San Luis Potosí, como es el caso del Cocodrilo Moreletti o cocodrilo del pantano que habita en los estados de Campeche, Yucatán, Colima, Tabasco, Veracruz, San Luis Potosí, principalmente en la huasteca.

Por lo cual “es importante que conozcan los reptiles de la región, es importante que se respeten, porque todo el mundo cree que son peligrosos, que nos van a morder, cuando no es cierto. Si hay organismos venenosos, pero, normalmente, cuando un animal nos muerde es por culpa de nosotros, porque metimos manos donde no debíamos, porque tratamos de capturarla o matarla; ahí es cuando vienen los accidentes. Las serpientes nos tienen más miedo a nosotros, que lo que nosotros deberíamos de tenerle a ellas”.

Señaló que las serpientes son uno de los organismos más importantes que habitan la tierra, pues tienen una función primordial en el ecosistema que, de llegar a extinguirse, habría una sobrepoblación de ratas, “vamos a tener un problema de peste, de enfermedades, de daños a los cultivos, todo en el planeta es un equilibrio ecológico, y es parte de lo que queremos divulgar, que la gente conozca y se vaya la gente con otra idea de estas especies”.

 

 

Por su parte, el museógrafo Enrique Portilla, comento que se planeo esta exposición pensando en que las gentes sienten una emoción muy fuerte con los reptiles, o los aman o los odian , crea un morbo o una sensación de mucho gusto, entonces lo que hicimos una museografía muy elegante, muy discreta y con un toque de dramatismo en donde los protagonistas son los ejemplares vivos, y las replicas científicas que van a ver. Creemos que deben ser un motivo para que la divulgación de los reptiles y debe ser un motivo para que la gente las respete, los cuide y además pierdan sus miedos en caso de que los tengan. Sabemos que la gente va a venir y ya en la puerta, ¿quiero entrar y van entrar y van a salir fascinados”.

Durante los tres meses de duración de la exposición, el Museo del Desierto dejará a uno de sus especialistas, quien se encargará de cuidar, alimentar y conservar a todos los reptiles que estarán en el museo.

En la exposición, los visitantes podrán conocer no solo la clasificación de los reptiles, sino la distribución de esta diversidad en el mundo (en México se cuenta con 123 especies), como esqueletos y reconstrucciones tanto de serpientes como tortugas.

 

Como también se presenta por primera vez en México la paleoreconstrucción de unas de las serpientes más grandes que jamás haya existido, la Titanoboa la cual habitó en Sudamérica hace aproximadamente 60 millones de años, sus fósiles fueron encontrados en Colombia. Es la serpiente más grande encontrada en la actualidad, con 13 metros de largo y más de una tonelada de peso. La réplica de la exposición está en escala 1:1, realizada por el reconocido paleoescultor Sergio de la Rosa.

Además, conoceremos especies espectaculares del pasado como el Quetzalcoatlus, el reptil volador de mayor tamaño registrado, habitó hace 66-68 millones de años en el norte del continente americano y su envergadura llegaba a medir hasta 16 metros, su tamaño es equiparable al de una jirafa o el Deinosuchus, con una longitud de 8 a 15 metros y un peso aproximado de 9 toneladas, vivió en el territorio que hoy conocemos como el Norte de México y el sur de Estados Unidos, vivió al mismo tiempo que los dinosaurios y se alimentaba de algunas especies de estos.

En la exposición, el público podrá conocer el nombre común y científico de los reptiles, su forma de reproducción, el hábitat en el que viven, sus hábitos, si son venenosas y en que consiste su alimentación; los lugares en los que se pueden encontrar y algunos otros datos interesantes sobre ellas.

 

 

La exposición Reptiles del pasado y del presente estará por corta temporada en el Museo Laberinto, para mayores informes en las redes sociales del museo:

Facebook: Museo Laberinto de las Ciencias y las Artes

Twitter: @museolaberinto

Instagram: Museo Laberinto

www.museolaberinto.com

(444)102.78.00