Por: Leticia Sánchez Medel

El Salón Los Ángeles está en medio de una crisis económica, acentuada por el covid-19 al permanecer por más de tres meses cerrado sin generar ingresos, por lo que ha lanzado una campaña para obtener recursos y poder sobrevivir, pues carece de liquidez, tiene que pagar impuestos y los salarios de 25 personas, IMSS e INFONAVIT.

En entrevista con MILENIO, Miguel Nieto, director del recinto ubicado en la colonia Guerrero, en la Ciudad de México, dice que está en la disyuntiva de hacer todo lo posible por mantener este espacio cultural, ya que ha sido la inspiración de muchos artistas como Beny Moré, quien escribió en una servilleta la popular canción “Bonito y Sabroso”; o bien tomar la decisión de cerrar definitivamente, vender el terreno o construir departamentos.

“Evidentemente la pandemia del covid-19 interrumpió cualquier forma de obtener ingresos y aceleró lo que ya se venía venir por múltiples factores. Pero nos hemos propuesto darle nuevo bríos, aunque es muy difícil planificar si no sabemos cuándo vamos a volver abrir, ya que el salón Los Ángeles está considerado en el mismo rubro que cualquier antro o cualquier cantina, por lo que ni siquiera se nos ha dado fecha posible para reanudar las actividades de promoción de la música afroantillana, del baile y de la economía popular del barrio”, contó.

Señala que se habían dado un año para decidir si el salón continuaba, todavía en el mes de febrero se organizó el último evento: una boda de un estadunidense que invitó a personas de todo el mundo a conocer este emblemático sitio.

Después, se cancelaron los festejos de los 15 años de la gira Ambulante de cortometrajes; el 20 aniversario del restaurante Pujol; así como los bailes tradicionales y hasta las nuevas grabaciones del programa en el Canal 11.

“Durante estos 82 años hemos pasado por varias crisis pero ésta, a consecuencia del covid 19, es la peor de todas, porque con las otras pudimos encontrar fórmulas para salir adelante con nuestra propia actividad, pero ahora es distinto porque estamos con las puertas cerradas, y claro que entendemos las razones, porque primero es la salud y el bienestar de la sociedad”, señaló.

Sin embargo, está seguro que encontrarán la forma de sobrevivir porque se niega a que desaparezca el Salón Los Ángeles, ese recinto que vio nacer a artistas y a agrupaciones de renombre internacional, por donde pasaron los pintores Frida Kahlo y Diego Rivera, los actores Cantinflas y Tin Tan; así como los premios Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez y José Saramago, los escritores Carlos Fuentes y Carlos Monsiváis, y los compositores y directores como Arturo Márquez y Gustavo Dudamel.

El Salón Los Ángeles, cuyo lema es “Quien no conoce Los Ángeles, no conoce México”, es un lugar que representa mucho para el barrio, para los artistas, intelectuales, bailarines, cineastas y sobre todo para el movimiento de música afroantillana en todo América Latina.

“Aquí despegó el Mambo en los años 40; el Chachachá en los cincuenta; la Sonora Santanera en los sesentas, y por si no fuera suficiente, la Sonora Matancera festejó sus cinco décadas. Son 82 años de memoria, de participar en la vida de la Ciudad de México, no ha sido fácil, no es el trabajo de la familia Nieto, sino de muchísima gente”, contó el director.

Por todo lo que representa en la vida cultura, social y económica de este barrio de la Ciudad, la familia Nieto solicita donativos desde 100 pesos, a cambio de boletos de entradas que se podrán canjear una vez que abra el Salón Los Ángeles.

Incluso, para fortalecer esta campaña, Miguel Nieto, con 48 al frente de este espacio, lanzó un video en redes sociales, con la finalidad que se haga viral y lograr así con el apoyo de todos la permanencia del Salón Los Ángeles.

Cuenta para apoyar al Salón Los Ángeles Se pueden realizar los depósitos, que serán deducibles de impuestos, a la cuenta de la señora María Armida Applebaun Santos, del banco CitiBanamex, sucursal 7007, cuenta 3609419, clabe interbancaria 002180700736094197.
Planes a futuro

Miguel Nieto, director del Salón Los Ángeles, afirma necesitan encontrar nuevas fórmulas para organizar eventos virtuales. 

“Nosotros por lo menos vamos a hacer el intento porque no es fácil enterrar un proyecto social, cultural y artístico de 82 años como el Salón Los Ángeles.

Podemos ver en la película Una gallega baila mambo, de 1951, donde actúa Joaquín Pardavé, Toña La Negra, Los Panchos y a una muy jovencita Silvia Pinal, como en la fila de entrada al salón, en la taquilla, hay dos personas de la Colonia Del Valle y dos personas del barrio, que dicen: ‘Bueno, y esas qué raro que están aquí’, y le responde la otra, ‘Es que se puso de moda’. En fin yo creo que estamos de moda desde los años 40 y no hemos dejado de alguna manera de tener algún evento importante”.

Una de las características principales del Salón Los Ángeles, subraya su director, es que vende sana diversión y proporciona una enorme alegría.