Santa Sabina es sin lugar a dudas una pieza clave para entender la historia del rock mexicano, la banda quien justamente hace treinta años tuvo su primera presentación, celebró dicho aniversario el pasado sábado 16 de marzo nada más y nada menos que en el festival más importante de América Latina, “El Vive Latino” que dicho sea de paso celebraba su vigésima edición. La presentación denominada San Sabina XXX causó gran expectativa desde que se anunció ya que es la primera presentación con el nombre Santa Sabina, desde la sensible pérdida de la gran Rita Guerrero.

Santa Sabina XXX fue uno de los conciertos más esperados del festival y no era para menos ya que se había anunciado la participación de todos los tremendos músicos que alguna vez formaron parte de la agrupación. Bajo el clima de una espera que sea hacia eterna para los miles de espectadores que se dieron cita para esta presentación, llego el día y la hora señalada. Apareció Poncho Figueroa dando inicio a este concierto con la frase “La vida nunca termina”, para de inmediato sonar “Gasto de saliva” y hacer estallar una ola de sentimientos en los fans que allí se dieron cita, algunos al borde de las lágrimas, algunos gritando eufóricamente otros cantando junto con Poncho, el concierto continuó con algunos artistas invitados las chicas de Descartes a Kant compartieron su talento en el escenario al igual que lo hizo Alfonso André de Caifanes y el Coro Virreinal Rita Guerrero. En este sentido es importante recalcar que tal como se declaró en las entrevistas previas la ausencia de Rita es irremplazable, y creo que en la interpretación de cada uno de los músicos invitados nunca fue su intención remplazar ni mucho menos imitar la grandiosa voz de Rita, fue más bien una interpretación personal de las canciones, que en la opinión de un servidor fueron bastante buenas.

Después de algunas palabras sensibles agradeciendo a la música y al público asistente, Poncho Figueroa dedicó la última canción “Mirrota” a los miembros fallecidos de la banda a Rita y Julio. Después de ello y de que por algunos minutos la gente coreara el nombre de Rita, la banda ofreció como endcore, o a mi muy particular punto de vista una celebración entre amigos por su treinta aniversario y que decidieron compartir con sus fans, las canciones: “Chicles” en la que fueron invitados al escenario Ruben Albarran de Café Tacvba, Jessy Bulbo y Amanda Lalena, posteriormente “Estando aquí no estoy” en la que fue invitada Denise Gutiérrez de Hello Seahorse, y para cerrar “Azúl casi morado” en la que participaron todos los artistas invitados.

Santa Sabina XXX un concierto que los asistentes confirmaron cumplió con las expectativas, y dejo a sus fans extasiados y con gran gratitud hacia la banda por ofrecer este trabajo. Ahora no queda más que esperar si llega a concretarse la gira de despedida o por lo menos un concierto de mayor duración, solo algo es seguro la historia de Santa Sabina no termina aquí, sino como toda la música vive en la memoria y los corazones de todos sus fieles seguidores y de los nuevos y de los que vendrán. Y pues caray después de tremendo concierto ojalá vengan algunos más y por qué no pensar incluso hasta en un sinfónico, ya que potencial musical hay y de sobra. Enhorabuena Santa Sabina por su treinta aniversario.