En la era de las redes sociales, es común encontrarse diariamente con debates de todo tipo. Independientemente de la seriedad de quienes los inician y del nivel de conocimiento de quienes se involucran, plataformas como Twitter ofrecen la oportunidad de discutir una gran variedad de temas que en ocasiones se viralizan por su nivel de controversia.

Tal fue el caso de un tweet que ha recibido mucha atención en días recientes. El tema: Toallas sanitarias masculinas.

Es posible que muchas personas desconozcan la existencia de este producto de higiene personal, enfocado en un sector muy específico de la población que se enfrenta a un problema de salud más común de lo que la mayoría imagina. Por eso, puede que la polémica que generó el tweet contribuya a crear más consciencia sobre la necesidad de este tipo de productos y que ayude al futuro diseño de mejores opciones para quienes tenga este problema.

¿Qué son las toallas sanitarias masculinas?
Las toallas sanitarias masculinas existen desde hace muchos años, pero tienen un objetivo muy diferente al de las toallas femeninas con las que la mayoría ya está familiarizado.

Se trata de productos anatómicos absorbentes, específicamente diseñados para personas con genitales de sexo masculino que tenga incontinencia urinaria.

Como menciona el sitio Continence Product Advisor, existen distintos tipos, tamaños y niveles de absorción de toallas para este fin, dependiendo del grado de incontinencia de cada persona. Además, están diseñadas para adaptarse al cuerpo, aunque hay algunas que sólo tienen forma rectangular. La mayoría tiene adhesivo en la parte posterior para que queden pegadas de manera segura a la ropa interior de quien las use.

Este tipo de toallas tienen la ventaja de ser cómodas y fáciles de cambiar, además de ser discretas, lo que permite a quienes las utilizan realizar sus actividades de manera normal sin tener que preocuparse por la incontinencia.

Polémica en redes
Si bien las toallas sanitarias masculinas no son un invento nuevo, recientemente el tweet del usuario Malvina del Olmo (@EyKikx) atrajo atención a este artículo de higiene personal poco conocido.

En el tweet publicado el 6 de octubre de este año, el usuario de esta red social pregunta a sus seguidores su opinión sobre las toallas masculinas y añade que, además de ser útiles, son cómodas y discretas.

La controversia no se hizo esperar pues, hasta este sábado, el tweet tiene más de 14,000 Me gusta, más de 13,000 retweets y más de 4,000 comentarios de otros usuarios opinando sobre el producto en cuestión.

La mayoría de las reacciones son en contra del producto de higiene personal y hacen referencia a una supuesta debilidad de los hombres por mostrar interés en el autocuidado. Ejemplo de ello son comentarios como “Opino que el hombre occidental es cada vez más blando y débil…”, “Ya no maduran los hombres”, “Denigrante”, “Vaya subnormalidad, vuélvete a la cueva”, así como memes haciendo referencia a los llamados “princesos”, como algunas personas se refieren a los hombres que consideran que no corresponden al estereotipo de género tradicional.

Comentarios como “Contamina menos el aseo personal”, “Opino que es inútil. Estoy a favor de la correcta higiene, uso de agua y jabón” o “Bañarse, lavar tus ropas interiores y cambiarse a diario también es una opción”, aluden a la falta de aseo personal de quienes los usen y al mismo tiempo evidencian que quienes los publicaron desconocen el uso real del polémico producto.

Otros apelan al impacto ecológico de este tipo de productos, mencionando que quienes menstrúan están optando por opciones más amigables con el medio ambiente como la copa menstrual.

“Las mujeres ya van por la copa menstrual precisamente para no dejar tantos residuos…” y “¿Otra carga de material no biodegradable para el planeta?” son sólo algunos ejemplos en este sentido.

Por supuesto, no faltan comentarios de burla sobre la existencia de este tipo de producto como “En unos días ya vendrán los aromatizados: meta, piña, frutos rojos, jazmín, etc.”, “Mejor usen pañal completo”.

También hubo uno que otro usuario que sabía de la existencia de las toallas sanitarias masculinas y contribuyó a la conversación al compartir información sobre su uso: “Me lo parece un excelente recurso para aquellos pacientes con caso de incontinencia leve a moderada. Disminuyendo la necesidad de catéteres incómodos o de riesgo para el [sic] mismo” o “Esas son Toallas para incontinencia, y las hay desde hace años. También hay interiores desechables absorbentes, solo que en este monte no llega nada y la gente cree que son nuevos y le atribuye usos raros”.

No obstante, también hubo usuarios que señalaron las desventajas del controversial producto, como que pueden provocar infecciones —al igual que los pantiprotectores femeninos— debido a la humedad y calor que acumulan.

Independientemente de la opinión de cada persona, el polémico debate iniciado en redes sociales demuestra que el tema de las toallas sanitarias para hombres requiere mayor difusión sobre qué son, para qué son y cómo se usan. Es necesario que, quienes las necesiten, sepan que existe una opción que les puede ayudar a lidiar con la incontinencia urinaria y para que en el futuro, existan nuevas opciones que les permitan lidiar con ella de manera más efectiva.