Un importante documento musical e histórico es lo que propone a través de su CD “” Viva la Revolución” por el guitarrista, cantante, arreglista, recopilador e investigador del corrido mexicano, Crescencio Lucio Malacara.

Entre toda esta marisma de actividades programadas para celebrar el Día Mundial de los Museos, siempre suele pasar que hay actividades culturales programadas que no tienen una conexión puntual con esta programación a fin y por consiguiente se tránsfuga su relevancia.

Todo esto deviene a la más reciente presentación del CD del guitarrista, cantante, arreglista, recopilador e investigador del corrido mexicano, Crescencio Lucio Malacara, el cual se lleva a cabo en el patio del Centro Cultural Julián Carrillo, en esta capital potosina.

Un producto cultural creado por un no tan difundido programa de producciones discográficas promovido por la Secretaría de Cultura potosina, que actualmente cuenta en su haber con una producción de más de 16 proyectos de creadores potosinos e coinversiones.

Un patio del Centro Cultural Julián Carrillo que aguanto esta fuerte y fulminante aguacero que acaeció en esta tarde, aun cuando parecía ser blindada para estos devenires climatológicos, tal lo fuera así, que tuvieron que parar la presentación del mismo, para después de un tiempo pertinente continuar con la presentación de este importante documento musical titulado ” Viva la Revolución”.

Una tarima que también dio resguardo a los amigos músicos que arroparon a “Toto” como cariñosamente también se le conoce, quien toma y se coloca su guitarra, afina en su mente y pulsa las primeras cuerdas para detonar no solo su particular sonoridad, sino hacer algunas pertinentes afinaciones, para ponerse de acuerdo pero no sin antes hacer acento en Ramón Sánchez, quien funge como director musical, quien da el qui y sin más llenar este espacio con una selección de corridos que no hay que olvidar es un fenómeno musical, literario y social cuyos registros datan desde el siglo XIX hasta la actualidad; elaborados con diferentes estruc-turas —tanto musicales como narrativas—, rasgos y motivaciones, continúan siendo vigentes como objeto de análisis.

En donde van construyendo este recorrido musical a partir de la generosidad, talento y sensibilidad de grandes seres humanos y músicos: Francisco Barbosa en la segunda guitarra, Efrén Vargas en la vihuela, Ramón Ruvalcaba en el bajo y Ramón Sánchez Aviña en el acordeón, quienes generan estos diálogos de voces-instrumentos- y en donde Crescencio le da esta impronta al irlo enriqueciendo con sus comentarios en cada canción; desde estos personajes dentro de la revolución que pocas veces son nombrados, como lo fue Pánfilo Natera, que es un general que se distinguió por el respeto no solo de la milicia sino también del general Porfirio Díaz quien lo hizo gobernador de Zacatecas, a este corrido lo considero como una verdadera joya de haberse grabado este corrido, en donde también se habla del general Felipe Ángeles, en donde nunca llegaron sus emotivas cartas a su familia y sobre aquellos héroes anónimos de la toma de Torreón en 1914, por citar algunos.

Como alguna vez me comentará el hacedor de corridos y artista plástico tapatío, Pancho Madrigal, “no hay que olvidar que el corrido tiene un encanto muy especial como siempre lo va a tener el cuento corto, la narración, la narrativa es muy especial”.

De ahí que este recorrido no solo es musical sino también histórico, al estar integrado por dieciocho corridos que tienen la particularidad de ser interpretados con su voz y estilo guitarrístico inconfundible de Crescencio Lucio Malacara.

Corridos como: -Corrido Villista-, – Corrido de Durango-, – Descansa General-, – La toma de Torreón-, – La Rielera-, – Que Viva mi general-, – En la tumba de Zapata-, – La Chamuscada-, -El fusilamiento de Felipe Ángeles-, – Corrido de Pánfilo Natera-, – El sentenciado-, – La Caritina-, – 7 leguas-.

“Yo creo que es una buena recopilación gracias a recomendaciones que nos hizo el ingeniero Fernando Carrillo de incluir corridos que no sean muy conocidos, hablando de personajes como Pánfilo Natera, Felipe Ángeles que fue importantísimo en la revolución mexicana, muy poco valorado y trágicamente fusilado cuando no lo merecía. Yo creo que era uno de los mejores mexicanos en su época. Tener ese tino de escoger este tipo de corridos o algunos que no son tan conocidos como son -La Caritina ,-Soldaderas-, personajes de la revolución que no son los grandes nombres, esa era un poco la idea de la grabación y creo que Crescencio lo pudo captar muy claramente” comenta el instrumentista Ramón Sánchez.

Fue muy enfático el también productor musical de este disco de corridos mexicanos, es primera instancia lanzarlo al stream y “está pensado justamente para las nuevas generaciones y también como una cuestión informativa muy importante dentro del acervo del corrido mexicano”. Ante el conocimiento de la salida de este este documento musical, ya se generó el interés de que sea parte del fondo de la Fonoteca del Corrido que estará en Morelos, lugar en donde más se desarrolló el corrido histórico.

Un agradecido Ramón Sánchez al serle esta tarde muy especial, ya que, “Toto, Crescencio, Chencho como lo conocemos, a quien considero como un hermano de mi vida por muchas cosas que he compartido con él, gracias a él acompañe a Amparo Ochoa (gran intérprete y difusora de la música tradicional mexicana) y que éramos el dúo dinámico durante varios años, para después incorporarse más músicos y aunque yo lo conocí antes de acompañar a Amparo Ochoa por medio de Gabino Palomares, y desde entonces muchas veces él se va por un lado y yo por otro lado pero siempre nos hemos reencontrado y ahora está grabación para mí es histórica a nivel personal, el poderlo ayudarlo en uno de sus proyectos de vida como es la cuestión del corrido mexicano, en donde él es un talentoso y una gente conocedora, para mí es un privilegio compartir y haber sido parte de este proyecto”.

Este CD lo pueden adquirir en el Centro Cultural Julián Carrillo que se encuentra en Jardín Guerrero # 10. Centro Histórico.