Si otro mundo es posible, volvamos a las irrenunciables causas, sensaciones y amor. No quiero hablar por ti  sino contigo.

Es así como fue estrenada el trabajo coreográfico “#8M. Insumisas”, por Marcapasos Danza Contemporánea  que  se conjuga con la declaratoria por el día de la mujeres desaparecidas, como parte de las actividades de la primera edición del Primaverarte en la Guarida del Coyote.

Una  pieza dancística entretejida por cuatro ejercicios/  memorias escénicas, resultado de la invitación de la maestra, coreográfa y bailarina, Alejandra Mendoza Araiza para participar en este proceso creativo de danza, sustentado entorno a  la reflexión de ser mujer y todo lo que es ser mujer, desde lo más sutil, sus goces, sus disfrutes y hasta esas violencias que sufren día a día, complementado con un taller de lectura impartido por Misael Garrido.

Y a partir de estas narrativas en movimiento,  presenta la videodanza bajo este tono fársico de Montserrat Chávez y Emmanuel Macías, abordan no solamente esta normalización de esta infalible sumisión, sino más bien hacer énfasis de esta violencia psicológica.

No basto un cubo que es delimitado por telas, complementada por una silla en el foro de la Guarida, para que Leila Roque comparta esta reflexión no solo sobre la persecución, asedio, del estar siempre vigilante a pesar de estos contundentes cánones impuestos de la sociedad, expuestos a través de la puntualidad de estas acciones dancisticas de esta joven bailarina y creadora, las cuales se agradece.

Por su parte, Nancy Rostro, en el pasillo de este espacio escénico, su reflexión es a partir de cuestionarse ¿cómo está actualmente como mujer?,  para ser propuestos a través de esta parte gozosa, desde el disfrute, el reconocimiento como mujer, que sin más moviliza y a su vez tiene presente el poder de esta sorodidad, refleja también bajo este enigma de la serpiente, que a pesar de ser temida, la considera como muy noble, como también le simboliza. mucho el lado femenino.

E indudablemente, uno de los trabajos más consistente es lo que propone  Natalie Rodríguez, que a su vez inaugura un nuevo espacio de este foro escénico independiente en esta capital potosina.

Al compartir en este ejercicio, en donde aborda la problemática de la violencia intrafamiliar, no solo fisica sino psicológica, al buscar romper con estos hilos que ya se vuelven cargas, como hacer esta analogía de romper esta fruta podrida, que aún así cae, pero siempre  arriesgándose a romper esta barrera, para acotar en “ser quien soy”.

De esta manera, estas jóvenes creativas compartieron tanto sus experiencias y reflexiones, así como lograr una tangible conexión con el espectador presencial a través de estas historias hechas danza.

Se les hace una invitación a ser parte de los eventos restantes del Festival Primerarte en la Guarida del Coyote.

Como también se les recuerda que la entrada es libre. Cupo limitado, reserva tu lugar a través de la fan page del festival.

Más información en el Facebook de la Guarida del Coyote, o acudir a Comonfort 1005. Col Alamitos en esta capital potosina.