PRIMERA BIENAL DE PINTURA INTERNACIONAL EN MÉXICO

MUSEO DE ARTE CONTEMPORANEO SAN LUIS POTOSI

 

      Teniendo como eje temático la tan anhelada paz entre los seres humanos se inauguró la primera Bienal Internacional de Pintura en México, ” El Arte y la Paz” es el sujeto en torno al cual participaron 1 800 obras plásticas de las cuales solo 100 fueron seleccionadas para ser exhibidas en el antiguo palacio de Correos hoy convertido en Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de la ciudad, la muestra se une a la capacidad de impresión que aún queda en las instituciones y que trata de rescatar a la sociedades modernas del flagelo de la violencia en todas sus manifestaciones.

La bienal pretende ser espacio de promoción y difusión del buen arte contemporáneo mundial, así los invitados de esta primera edición fueron los países de Alemania, Cuba, Colombia y España, naciones que han sufrido en carne viva los horrores y atrocidades de la guerra tanto interna como exteriormente.

Entrevistamos a uno de los artistas plásticos participantes, su nombre es Miguel Alarcón Molina quién participó con su obra “La Paz es de colores” cuadro con técnica mixta sobre tela de 100 por 100 cms. apoyados en la filosofía de Elías Canetti del que el individuo representa la masa para llegar a una sola conclusión del concurso “Biennal” del francés e italiano suceso a celebrarse cada dos años mentando al arte conceptual que se supone muestra lo más avanzado en arte de cada país, sus polémicas tramas y dialécticos debates.

“Algunas personas les gusta más llamarse artistas plásticos a mi me gusta llamarme pintor, soy de la Ciudad de México y fui uno de los cien trabajos seleccionados por el jurado de la bienal para participar por los premios en los tres primeros lugares, ví la convocatoria por redes sociales en marzo solicitando que enviaras uno o dos piezas, de 1 800 piezas escogieron 100 de México y el resto del mundo …” explica el creador durante su visita a San Luis Potosí a propósito de la inauguración del evento el día 1 noviembre .

 

Yo participé con un cuadro titulado  “La Paz es de Colores “, ya que el tópico de la bienal es el arte y la paz, hice una pintura naif con mucho color con la característica propia de estilo infantil pero así es la pintura Naif, aunque no me gusta llamarlo así y afortunadamente resulté seleccionado y aquí estamos en San Luis Potosí”, afirma.

Al hablar sobre sus pininos en la pintura Alarcón Molina narra en sus propias palabras:  “Soy diseñador gráfico profesional de la UNAM, yo era uno de esos que llaman “Un Godinez” un conformista, tenía un buen trabajo, pero tuve una crisis existencial o no sé de que tipo por los 27 años y recordé que yo quería pintar, mi sueño era estudiar arte pero por mis malas calificaciones nunca pude acceder a él, en el diseño siempre sentí un hueco, algo hacía falta…era solo una reproducción en serie  muy funcional nada artístico realmente.

Empecé a pintar de manera muy silvestre, a comprar pinturas y lienzos, , la figura humana me apasiona y pinté uno, dos y tres cuadros y busqué exponerlos, así se dio todo, ahora pinto más abstracto, el retrato tiene mucha carga académica, son mis dos estilos, estoy en lo figurativo la gente que está en las galerías pienso que son demasiado versátiles sobre todo en la búsqueda de la venta de sus cuadros.

     ¿Te puedes definir como un pintor conceptual?

Originalmente yo buscada extraer en la figura humana la sensualidad que yo veo en el cuerpo y la mostraba a través de pinceladas fuertes, no hago hiper realismo, en el abstracto experimentas con colores más vivos y de más impacto, pero me define muy bien un cuadro que envié a una galería en Francia hace poco en donde combino esas dos vertientes la figura humana con el color. Puntualiza nuestro entrevistado.