DOCUMENTAL: BELLAS DE NOCHE
México
Por: María José Cuevas 

LAS ESTRELLAS SALEN CUANDO EL SOL SE METE

 

LA BELLEZA APRIETA, TAMBIÉN SE SUFRE.

¿Qué es una vedette?

Una artista completa, en toda la extensión de la palabra, cantan, bailan, actúan, se divierten.

¿Que se necesita para ser una vedette?

Una vida completa dedicada a la belleza y a la formación total del talento.

¿Que es el talento?

Es aquello para lo que estamos hechos, eso que solo podemos hacer nosotros mismos, lo que tiene impreso nuestro nombre por todas partes y nuestra huella artística mediante el cual nos damos a conocer con el resto del público.

Nota: Si el talento no se disfruta, no se convence al público.

Mediante un documental que tuvo una duración de 8 años de producción Maria Jose Cuevas nos muestra la realidad, los sentimientos, el modus vivendi y las personalidades únicas de las vedettes más famosas de México:

  • Olga Breeskin
  • Lyn May
  • Rossy Mendoza
  • Wanda Seux
  • Princesa Yamal

Nos habla de sus amores, de sus secretos de belleza, de la rutina de vida que llevan hoy día y de el cambio tan fuerte que para ellas resultó de un día para otro dejar de presentar su variedad en los teatros y cabarets más famosos de México.

El cine de ficheras, como eran conocidas esas películas de albur y mucho coqueteo erótico, es una época que también marcó nuestro cine.

No es para menos que estas adorables artistas fueran consideradas entonces estrellas bajadas del cielo, pero no pienses que este tipo de cine y de exótica variedad era solo dirigido para caballeros, sino también para ellas, es un llamado a la belleza, a la autenticidad, al dejarse ser, dejarse creer y dejarse sentir, bella, diva, escandalosa y enigmática.

 

Es deleitarnos con el fruto de lo que toda mujer tiene muy dentro de sí, es decir, su propia sensualidad, su encanto disfrutable primero para ella misma y luego para mostrarlo al mundo; porque lo que no se disfruta, lo que no se cosecha, no se siente no se ve.

La vulgaridad, quedó destacadisima en este documental, que aunque muestra desnudos y bailes provocativos, es como ya lo mencione antes, el goce de la propia intimidad demostrada a los demás.

Inclusive cada atuendo debía ser diferente y denotaba importancia y diseño, lleno de plumas, brillo, envolviendo un cuerpo exuberante dando presencia en el escenario a quienes llenaban al público de diversas emociones.

Divas mostradas con un verdadero sentido humano, Bellas de Noche, no solo nos muestra lo divertido de el escenario, también nos muestra las vivencias dentro y fuera de él, los amores de toda la vida, los caballeros espléndidos que las llenaban de regalos, el dolor de padecer cáncer, o de haber estado en la cárcel, la cercanía con Dios, y sobre todo el paso de los años que no son en vano, pero como ellas dicen es lo que hace mejorar a los buenos vinos, el añejamiento, y para algunas las ganas de seguir siendo reconocidas en el medio, porque el talento no se acaba, sin embargo, agradecidas también por todos esos frutos cosechados en esa época dorada en la que todos los sueños eran cumplidos gracias a su talento, personalidad y cuerpazo. Pero sobre todo acompañadas por la familia, valor imprescindible para cualquier artista.

 

Todo esto y más en un documental creado con un objetivo claro y preciso.

Aquello que nos define, nos acompaña para toda la vida.

Que la belleza sea el fruto de sus alegrías, autenticidades y excentricidades.