Mi primer amor

Fue en los primeros días de un enero en que conocí el amor, fue a primera vista; ya antes había sentido cariño y mucho, pero nunca antes amor, fue cuando mire esos preciosos ojos negros tan profundos como si me leyeran el alma, que sentí la necesidad de dar toda mi vida, todo lo que estuviera en mis manos por protegerla y hacer hasta lo imposible por la felicidad de quien es mi primer amor.

Es una mujer hermosa, de piel morena, de ese tono que brilla con el sol, un color de piel especial que la hace lucir lo que se ponga pero sin duda el rosa es su color, la recuerdo especialmente con un vestido de ese color, con su sonrisa alegre, sus ojos tristes, la veo hoy como si fuera ayer, llena de ilusiones y alegrías, siempre sonriente, siempre valiente, compasiva con todos, especialmente con los animales; fue ella quien me recordó vivir alegre, subirme a los juegos mecánicos y entrar a las casas de los espejos, fue ella quien me impulsó a parecer valiente, a subirme a un caballo para impresionarla y hacer mi mayor esfuerzo en cualquier deporte con la misma intención.

Es una mujer poderosa, campeona en nado, básquetbol y en recientes fechas escaramuza, es fuerte como pocas, valiente, entregada, lucha y se cansa, pero jamás claudica; humilde y no dudará en pedir una disculpa cuando sabe que se equivocó, tan caritativa que puede entregar sus comodidades y su tiempo, por tratar de ayudar a quien lo necesite.

Ya deberías de saber que, Andrea, tu prima, fue y es mi primer amor. Una mirada fue suficiente, pero con el paso de los años demostró ser mucho más que solo eso; en poco tiempo aprendió a hablar y a no parar de hacerlo, a contar cuentos o historias que nos dejaban boquiabiertos a todos, a cantar, a escribir, a tocar el piano y en poco tiempo reafirme lo que con aquella mirada me dijo, la amo y me ama.

Fue en los primeros días de un enero hace casi 18 años cuando conocí a Andrea y ame sus ojos y su mirar, ese bebé, ese pedacito de persona que se volvería la mujer más poderosa que conozco, es mi primer amor.

* Siempre ten cerca a tu prima, es multidisciplinaria, seguro estará feliz de enseñarte tantas cosas que sabe y seguro siempre lo hará con su hermosa sonrisa.

* No te rindas con los golpes de la vida y cuando te sientas vencido, como si un caballo te tirara o te pateara, no dejes que te venza el miedo, levántate y toma las riendas y vuelve a intentarlo.

* Dar tu tiempo, tus comodidades, tus vacaciones por quien poco tiene, debe ser de los más grandes regalos que puedes recibir, hazlo.