¡OH! ¡CAPITAN MI CAPITAN!

LA SOCIEDAD DE LOS POETAS MUERTOS

PETER WEIR

1989

 

Carpe Diem, Aprovecha el momento, haz que tu vida sea extraordinaria. Vive y deja vivir.

Cuantas veces no nos topamos con un consejo así, con alguien que simplemente abrió nuestras alas cuando incluso no nos sentíamos preparados o ni siquiera sabíamos que las teníamos.

Inspirador, ¿no? ¿Momentáneo? No lo creo!

Eso es justo lo que hace un maestro en nuestras vidas darnos dos ingredientes principales para alcanzar el éxito: Motivación y Disciplina y si te has perdido en el camino simplemente te recomiendo esta película.

La sociedad de los poetas muertos es un film de Peter Weir de 1989 con actuaciones espectaculares como Robert Sean Leonard (Neil Perry) Ethan Hawke (Todd Anderson) y el gran Robin Williams (John Keating). Nuestro querido profesor.

Esta película nos muestra los métodos poco convencionales que utiliza un profesor para alentar a sus estudiantes a su clase la cual es una clase de poesía dentro de una escuela privada en la cual la mayoría de los chicos tienen ya la vida resuelta después de todo la preparación académica es solo un requisito para encargarse de la empresa de papá.

Pero estamos formando hombres no máquinas y es justo la premisa de la película es justo el punto de partida de nuestro profesor, es por eso que la poesía es tan necesaria como la medicina, la ciencia, las leyes, las finanzas. La poesía te recuerda que eres un hombre te descubre de lo que estás hecho, te construye, te transforma.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, la vida es dura y debemos aprender a sobrellevarla a manejar cada emoción, cada situación, debemos aprender cuándo ceder, y aprender cómo sacar lo que llevamos dentro sin ser estallar.

La sociedad de los poetas muertos es el punctum, la catarsis, la explosión emocional y sentimental, que nos hace humanos, con un arco en crescendo de cada personaje y aunque pareciera que las cosas deben regir tal y como son si miras con detalle el cambio es detonante.

La semilla ha sido plantada el maestro ha hecho su trabajo, ¿lo notas? No solo es en los personajes también está en ti ahora.

No lo dejes ir.