toltequidad-22XXIX Festival de la Toltequidad 2016

Mineral De Pozos, Guanajuato México

           Tras veintinueve años de existencia y resistencia arranca la edición anual del Festival de la Toltequidad cuya misión es preservar, defender y difundir las más diversas manifestaciones de la cultura indígena mexicana, abriéndose asimismo a los nuevos géneros del arte, empero que sostengan alta calidad y un mensaje revolucionario de cambio espiritual.

Este año las actividades y ceremonias se centrará en la Plaza Zaragoza del pueblo mágico de mineral de Pozos Guanajuato, así como en el Centro Cultural Casa del Colibrí” kilómetro 5 de la carretera a San Luis d la Paz. así como en un foro para conciertos en el centro de la localidad.

   Autoridades del pueblo mágico inauguraron la celebración dando la bienvenida a los participantes y público en general a la fiesta de la toltequidad que dura tres días.

   Para el músico étnico, fabricante de instrumentos indígenas y promotor cultural Ernesto Tovar Almazán, miembro del comité organizador el difundir más ampliamente el concepto de Toltequidad entre las nuevas generaciones de mexicanos en general es, el aspecto toral de esta celebración: “El concepto de Tolteca hoy día es más bien visto como el ser artista de excelencia, es la filosofía suprema, es el poder del sacerdote o gobernante mexica que era dueño de su rostro y corazón” explica.

   Así el festival se ha ido transformando, de ser una conmemoración cien por ciento indígena con rituales ceremoniales, casa de temazcal, conciertos de rock étnico y música prehispánica dando cabida a manifestaciones neo-hippies de este siglo como el Tam-tam africano con danza, al Reggae, rock folk e incluso al hip hop, pero teniendo como base una serie de actividades y talleres de corte intelectual y académico como presentaciones de libros, teatro indígena, y talleres y ceremonias sobre tradiciones de los indios chichimecas, otomíes y Hñahñu como la elaboración ceremonial de tortilla, usos diversos del Maguey temazcales.

   “La toltequidad se ha transformado en el arte de adaptarse a los tiempos modernos, al uso de las nuevas tecnologías, internet, vamos seguir trabajando para que la cultura original de los pueblos mexicas sea reconocida y replanteada a las nuevas generaciones, a los artistas y creadores no solo de arte pre hispánico sino a los nuevos artesanos y tribus urbanas que tratan de buscar salida al agobio de la comercialización y cosificación brutal de un sistema caduco y de doble moral” apunta Tovar Almazán.

   Se continua con la tradición cultural al abrir nuevas galerías-escuelas de elaboración de instrumentos musicales mayas, nahuas y tarahumaras en el Centro Cultural “Xuaxe Ollín”, hay un movimiento de etno rock creciente y música de fusión con temas indígenas y cada año se organiza una muestra en donde se busca más la calidad que la cantidad, evitando que el festival se convierta en un antro gigante al aire libre lleno de jóvenes borrachos y drogados, proponiendo todo lo contrario: una ambiente familiar, cultural y turístico, puntualiza nuestro entrevistado.

   Durante el festival sobresalen las actividades del programa como: “La tortillas ceremoniales, el maíz y las plantas curativas en la tradición Hñahñu de la comunidad de Morales, Comonfort Guanajuato, Taller de Cantos Ceremoniales por el grupo “La Tribu”, presentación del libro “Xochicalli casa de flores el libro del Temazcal” de Agustín Pimentel, grupo “ Ollimeztli” música y danza del quinto sol, mención aparte merece la presencia africana en el festival de este año , Togo país invitado participa con un espectáculo de danza y percusiones, además el artista Sebastián Essamba de Camerún deleitará a los asistentes con su ensamble de percusiones, tres días de intensa actividad cultural en el bajío mexicano.

Por Carlos Álvarez Gallegos
Fotografía Arturo Javier Castro Avila