modelo9PREPARAN OBRA DE TEATRO SOBRE DISCAPACIDAD

“Confesiones De Un Hombre Solo”

     En opinión del director y escritor del argumento Gilberto Estrada Lara, el teatro no solo cumple con la función de entretenimiento  además es un termómetro de las injusticias sociales y en la puesta en escena se alerta sobre las discriminaciones que padecen las personas con capacidades “diferentes” aquellos que no encajan o bien con cumplen con los modelos que la sociedad marca.

     El carácter del montaje teatral “Confesiones de un hombre solo “, actuado por Carlos Álvarez Gallegos y con la colaboración de la modelo y actriz Montserrat Rodríguez descansa en la problemática planteada en el drama de un personaje en silla de ruedas que ha padecido lesión cerebral desde niño y que clama por una puerta a la esperanza de un universo más igualitario.

     Estrada Lara apunta que : “Esta puesta en escena busca mover conciencias y brindar un mayor entendimiento sobre las personas con capacidad diferente, así como lograr una comunicación entre todos los seres humanos que habitamos el mismo planeta y que seguimos padeciendo injusticias por igual, debido a la falta de humanismo”.

    El impacto social atreves de las bellas artes en general es que estas deberían ser uno de los instrumentos más vitales para provocar que la sociedad reaccione con solidaridad y que esta no se solo una palabra o expresión mas, sino que signifique y llegue al corazón de los sentimientos que nos deben de conducir a un mundo mejor, puntualiza el además escultor.

     Para Carlos Alvarez Gallegos quién interpreta al personaje el guion le atrajo por que “Nos damos cuenta que el discapacitado es una criatura atrapada no solo en su discapacidad física sino en el tiempo, que conserva su frescor de memoria desde la niñez, por esto mismo vive en un mundo de fantasía e inocencia y además de mucha amargura por haber sido marginado por la sociedad en que le toco vivir de esta manera”.

    El hecho de estar postrado en una silla de ruedas no le impide poner a prueba su capacidad de imaginación, su sagacidad mental y espontaneidad, desconcierta con sus frases hilarantes y con sus preguntas corrosivas inesperadas a la audiencia y emite estas consideraciones sibilinas al publico, con el fin de que este reconsidere su capacidad de entendimiento y a reconsiderar su estructura moral y actitudes con respecto a las personas que padecen alguna discapacidad grave.

    El monólogo no solo utiliza música y juego de luces para ambientar las escenas, entre ellas piezas de Beethoven, Kitaro, Pink Floyd, Tangos y canciones populares mexicanas, sino que además al final en la quinta escena se convierte en una suerte de teatro interactivo en donde participa el respetable. Se trata de una tómbola que puede ser genética o por accidente en la que los asistentes tomar al azar de un universo de papeles y entre estos se encuentras marcadas varias discapacidades : ceguera, parálisis, sordomudo etc… y a quien le toque deberá subir al escenario para sentir de lleno la incapacidad que le toco.

    La obra esta incitada como un homenaje a grandes personalidades del mundo contemporáneo que sobresalieron en diferentes campos a pesar de sus limitaciones tales como el físico teórico, astrofísico cosmólogo y divulgador científico británico Stephen Hawking y la activista mexicana Gabriela Raquel Brimmer quien lucho durante toda su vida en pro de los derechos de las personas con discapacidad y fundo la Asociación por los Derechos de las personas con alteraciones motoras, sin dejar de lado la vida del escritor Irlandes Christy Brown quien padecía parálisis cerebral y solo tenia control sobre su pie izquierdo y en cuya historia se inspiró el filme “My Left Foot” (mi pie izquierdo) que fue nominada a tres oscares por la academia de ciencias y artes cinematográficas de Hollywood.