El  Ex Convento de San Agustín, se unió  no solo a la celebración de los 25 años de la Camerata de San Luis, sino también a conmemorar los diez años de tocar de esta institución cameril en este espacio.

Para este concierto, se presentó un programa integrado por el bien conocido, las Cuatro Estaciones: Primavera, verano, otoño e invierno del compositor italiano, Antonio Vilvaldi, en donde Julio de Santiago, director de la Camerata, dio lectura a los textos que acompañan a este Concierto No. 1 en mi mayor, Op. 8 RV 269.

Como también se interpretó el Dúo Willhelm Tell para oboe, flauta y cuerdas de Jules Demerssaman/ Felix Ch. Berthelemy.

Al tener para este concierto como solistas invitados a la Maestra Olga Goryachikh, como la participación de los maestros Rodolfo Muñoz (oboe) y Carlos I. López Méndez (flauta).

Como preámbulo y como es una costumbre en este recinto y que va de acorde a la tradición agustina del llamado de una campana, al ser tocado tres veces  y de esta manera llamar a reunión y hacer parte de los presentes en esta tradición, al comentarlo en su momento, el Dr. Modesto Suárez Altamirano, Presidente del Patronato Pro- reconstrucción y conservación Fray Diego Basalenque A.C., que respalda el rescate y reconstrucción del edificio.

En su intervención, el Dr. Modesto Suárez Altamirano comento que este es un acto de júbilo al presentarse por primera vez de forma integra, ya que en anteriores ocasiones solo se había presentado algunos movimientos que integran este concierto, como esta correlación histórica/ musical tanto de su fundación de este convento con la obra de Vivaldi,  como  cuando ya no era convento, gracias a las leyes de Reforma, en el siglo XIX, en este caso expuesta a través de la  obra de Jules Demerssaman/ Felix Ch. Berthelemy.

Indudablemente uno de los más importantes obras del mundo, si no el más notable, destila su encanto a través de este exquisito diálogo musical, que se conjuga con este día mundial del rock.

Siendo este precisamente el mayor atractivo de este concierto que se ofreció en esta noche, fue tal la convocatoria que fue un tanto insuficiente el espacio para lo habitualmente programado para los conciertos de la Camerata.  

Es de reconocer la riqueza de la obra, la cual es irresistible, lleno de hace respirar, bailar, cantar la música gracias a la intensidad de este genio italiano, que permea en una excelsa  ejecución y  un fraseo cuidadísimo de la Mtra. Olga Goryachikh, al ser acompañada por una más sólida camerata. 

Es de destacar que a pesar por la gran dificultad de interpretación de los solista de este Dúo Willhelm Tell para oboe, flauta y cuerdas de Jules Demerssaman/ Felix Ch. Berthelem, al ser bien abordado y resulto por los solistas potosinos, que fueron agradecidos con este cálido y extendido aplauso de los asistentes.
Como un buen detalle del Patronato Pro- reconstrucción y conservación Fray Diego Basalenque A.C., ofrecieron vaso de agua de mango, con motivo de los festejos de los XXV años de la Camerata de San Luis.

Fotografías: Cortesía de Karlita Escamilla