Herederos de tradiciones milenarias, los artífices del marfil, la madera, la estampa, el textil, la pintura y los enconchados, impregnaron sus obras con dos de los mandatos de la filosofía confuciana: virtud personal y tender hacia la perfección.

La palabra marfil posiblemente provenga del árabe cazmal-fil que significa hueso de elefante. Este preciado material se obtiene de los incisivos, y no de los colmillos como generalmente se piensa de animales como el paquidermo, la morsa, el narval, el rinoceronte y la ballena.

En el continente asiático florecieron civilizaciones ancestrales como la de china e india que han guiado con su sabiduría, ciencia, tecnología a Oriente y  Occidente. Las tallas en China se remontan al Neolítico, con una función ritual y artística a la dinastía Zhou (mediados del siglo XI a.C. – 221 d.C.). Japón, una nación más joven también ha enriquecido el imaginario estético occidental.

Asia en marfil busca exponer las relaciones y los intercambios culturales y comerciales. Las obras asiáticas fueron producidas para la decoración suntuosa, los deseos de buena fortuna, de paz, de armonía, de larga vida, de tranquilidad, más nunca para el culto. Inclusive, muchas de ellas como las que presentan efigies de los emperadores se realizaron pensando en el mercado occidental y para la exportación. A diferencia de las imágenes cristianas que sí se dedicaron a la devoción.

La colección además de ser compartida, estudiada y conservada tiene un nuevo sentido que es el hacer conciencia en el visitante acerca del uso de este preciado material que actualmente está prohibido. Durante el siglo XIX y la primera mitad de XX, los países asiáticos, en particular las colonias europeas, continuaron con la producción de artículos de marfil para el mercado occidental. Hoy esos objetos de arte e historia son memoria.
A partir de 1989 las especies en peligro de extinción como el elefante, se protegen a nivel mundial por la Convención Internacional para la Protección de las Especies (CITES) a la cual, México se adhirió en 1991.

A través de cuatro núcleos el visitante podrá admirar bellos diseños y tallas elaboradas con minucioso cuidado así como diversas obras en otros materiales que complementan el discurso y que dan cuenta de la dedicación y esmero de estos artistas.

http://www.soumaya.com.mx

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”27″ exclusions=”942,944,945″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”0″ thumbnail_width=”240″ thumbnail_height=”160″ thumbnail_crop=”1″ images_per_page=”20″ number_of_columns=”0″ ajax_pagination=”0″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”0″ slideshow_link_text=”[Show slideshow]” order_by=”sortorder” order_direction=”DESC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]