El 2 de febrero se festeja en la cultura católica el día de la Candelaria, simboliza la purificación de la Virgen con la presentación del Niño Dios.