Monte Oscuro, enclavado en el municipio de Mexquitic de Carmona, no solo es un reducto sino es parte de esta longeva región mater de este elixir de la vida como es el pulque, tal lo fue así que se llevó a cabo esta muestra en la Casa Embrujada.

En este punto de encuentro, en donde los asistentes se unieron en  no solo preservar “esta tradición familiar” sino de ser parte de esta degustación, no solo para aquellos no tan conocedores y gustosos de esta bebida fermentada del mucílago, mejor conocido como aguamiel, se pudo degustar ya sea en su forma natural o  ser curado con fresas, coco, piña, cacahuate, además de disfrutar de las también tradicionales gorditas y no olvidar estos platos preparados con  fruta, cueritos y cacahuates.

Todo gracias al incansable trabajador de estos hacedores del pulque, en esta ocasión nos ofrecieron su pulque Doña Goya y Don Clemente Hernández.

Es así como Aló San Luis tuvo la oportunidad de platicar con estos creadores y esto fue lo que nos comentaron.