Bajo esta posibilidad de concreta el suceso escénico a través de estos micromundos conectados desde el cuerpo y movimiento, desde estas corporalidades como territorios y sus vinculaciones, fue compartido esta acción coreográfica -Suceder- del coreográfo, maestro y bailarín chileno, Iván Sánchez Ramírez, al tener como escenario los bellos patios del Museo Leonora Carrington. 

Bajo esta impronta del coreógrafo chileno que trabaja con cuerpos conscientes y transformadores de sus movimientos, para así generar y a su vez potenciar tanto estas sinergías como  estas poéticas, como también generar acciones de complicidad /empatía.

Por lo que hace una invitación a este hábitat dancístico que surge en base a la premisa inicial de como construir este organismo de 12 manos, 12 piernas que va interactuando con un objeto cuerda, en donde hay un diálogo muy fluído y constante, así como una  poética y resilencia que se traspola a la acción social cotidiana.

Es así como en este contenedor escénico en que seis cuerpos que construyen y que autogestionan su propio espacio y movimiento, y que en un momento es en si misma una geografía que se transforma, pero aun así su esencia es un organismo sensible.

En esta ocasión rescatan a través de este organismo, la geografia de este espacio que es demasiado bello, y de como es abordado no solo con los distintos patios, sino también lo que ocurre con cada una de las esculturas del Leonora Carrington.

Es este “encuentro en que el público encuentra ese espacio de diálogo y se deja trasladar y transitar de una forma muy visible de ser ya parte de ellos. Y surgir estos cuestionamientos; ¿qué más hay en esta acción coreográfica?, ¿qué hay debajo de bajo de estos cuerpos que sin el diálogo verbal, sin verbalizar están llegando a puerto constantemente para trasformarse en el pos de otro y pos de si mismo?, es así como dialogamos y  como cada uno construye este paso”.

De hay que esta experiencia escénica ha sido trasladada a donde su danza se crea, sea la calle, la plaza y a su vez muestren su vínculo con el lugar que co- habitan, como lo hicieron en el Jardín de Tequisquiapam o la Plaza de Fundadores.

Gracias al reencuentro con este equipo de jóvenes intérpretes de San  Luis Potosí, Pachuca y Aguascalientes: Alejandra Betancourt, Dany Guerra, Erika Marín, Felicia Rodríguez, Itzel Amarelis Ramírez y Junuette Zúñiga, que integran Difusos Límites Colectivo.

Iván Sánchez comenta que es “una obra que tiene una gran data, al montarse por primera vez en el 2016  para el centro cultural que dirigía un elenco de danza, gracias a la invitación fue montar esa vez algo que tuviese que ver con el concepto de devenir”.

Este trabajo fue tomando un carácter de acción coreográfica con el objetivo de mediar inicialmente de cómo la danza o el acercamiento al lenguaje del movimiento se acercaba a establecimientos educacionales en Chile, y ese fue su primer objetivo que comprende una data de dos a tres años en esta circulación hasta que el trabajo se fue quedando y lo fue desarrollando, “vimos el potencial del diálogo con los espacios no tradicionales y de paso con el público”.

Agrega que dentro de muchas reestructuraciones  que se hicieron dentro del equipo, finalmente llegaron a la conclusión después de haber probado con miles de objetos, que “esta cuerda roja construía perfectamente este espacio para que los cuerpos tuviesen un devenir y una construcción conjunta en una transformación constante, y, pensándolo también como microorganismos sensibles”

Iván Sánchez Ramírez. Director, diseñador, docente y gestor de Artes Escénicas. El 1996 crea la Compañía La Ortopedia, estrenando piezas en formatos de teatro, danza y artes integradas, además de crear y dirigir eventos a gran escala, integrando procesos de formación y participación ciudadana.

En su interés en investigar y transmitir aprendizajes escénicos, ha diseñado programas de perfeccionamiento para Danza Contemporánea, programas anuales de iniciación a las Artes Escénicas integradas, y programas para la inserción de herramientas educativas para el aula pre-escolar.

Actualmente es co-director de Escenalborde, Artes Escénicas y del Festival Internacional Danzalborde. Desde el año 2003 a la fecha, integra el equipo curatorial de las muestras de Videodanza del Festival Internacional Danzalborde.