Una noche en donde se recordó a la Mtra. Lila López por su décimo séptimo aniversario de su partida, al realizarse una función especial que tuvo como escenario el Teatro Marco Antonio Garfias de los Santos del Centro de Difusión Cultural Raúl Gamboa.

El Ballet Provincial recuerda el legado y el cariño de la maestra y coreógrafa Lila López le tenía hacia la danza y hacia este tierras potosinas, como también ser una muestra de gratitud y memoria a su importante labor en el ámbito de la danza y la difusión cultural, tanto en el Instituto Potosino de Bellas Artes en el ámbito local, como en resto del país y el mundo y no hay mejor forma que a través de una función de danza.

Que en esta ocasión se contó con la participación de otros grupos dancísticos invitados; la novel compañía infantil- juvenil Dandilan perteneciente al IPBA, quien presento dos coreografías del Mtro. Cesar Montalvo: – Duendes- y- Búsquedas-, las cuales se presentaron en el concurso de solistas del Festival Lila López, como la compañía Unidanza Contemporánea de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, quien ofreció las coreografías: – Ayer, hoy y siempre…Lila López- de Fernando Escalante Guevara y – Busquedas-.

Cerrar con la participación de la compañía creada por la Mtra. Lila López, Ballet Provincial al exponer y compartir las coreografías:- Lucha de Simbolos- y -Huapango-, ambas de la Mtra. Lila López.

Lila López fue reconocida como una mujer creadora, artista y visionaria en el marco del arte dancístico a nivel estatal, nacional e internacional, fue un ejemplo de una bailarina creativa y apasionada por su labor en la enseñanza y difusión de la danza, de donde surge la importancia y la intención de homenajearla con una función especial para honrar su memoria.

Por lo que esta muestra especial fue un vivo ejemplo de que el legado de Lila López sigue presente en el Instituto, a través de eventos como puestas en escena y festivales de danza; así como en los momentos cotidianos, como las clases que se imparten todos los días en las aulas, la práctica de las coreografías que ella fundó, y sobretodo, la pasión y entrega que aún se sigue imprimiendo en todas las intervenciones de los grupos de danza del Instituto Potosino de Bellas Artes.