“El son de la marchanta” sorprende con huapangos y cebollazos de realidad

0
41

 

Al ritmo de son huasteco, Colonche Cabaret recreó la realidad social del país en un montaje lleno de color y del drama de la violencia durante su presentación en el Teatro Sergio Magaña.

Al grito de “¡cebollas, cebollas, lleve sus cebollas, cebollas para llorar porque en este país no hay razones para hacerlo!”, la compañía sorprendió al público la noche del sábado al presentarse en el vestíbulo para hacer la primera llamada con sus propios protagonistas.

Ataviados de vivos colores, los personajes introdujeron al público en la historia de los locatarios del tianguis de Tangamanga, donde estuvo a la venta hasta el país.

Acompañados por el trío huasteco La Liebre, los diálogos cantados y en verso, salpicados de datos sobre la violencia, enunciaban a partir del tianguis diversas problemáticas, recreadas al ritmo de tradicionales sones y huapangos.

La directora del montaje y co-escritora, Paola Izquiedo, junto con Aldo Reséndiz y Colonche Cabaret, explicó que se trata de una propuesta donde el elemento musical es muy importante, pues los actores tuvieron que aprender música y los músicos actuación.

“Es una idea original del grupo Colonche Cabaret, que tenía esta inquietud de hacer un espectáculo que hablara de estos temas que nos son tan dolorosos, queríamos hablar de lo que sucede en San Luis Potosí, con el lenguaje del estado, con sus colores, con la música huasteca potosina y las polkas que se tocan en el norte del país”, refirió en un comunicado.

Detalló que todas las noticias que se enuncian, en voz del personaje de la voceadora del tinguis, son de San Luis Potosí, además utilizaron noticias reales “y por ello quedó un texto doloroso presentado a través de un trabajo de comedia y humor”.

Asimismo, se incluyó el personaje de la “Virgen Colonche”, que toma el nombre de la compañía y que busca ser una figura rebelde y no un arquetipo de docilidad, agregó Izquierdo, directora de Género Menor, agrupación de su propia creación.

“El son de la marchanta” se desarrolla en un mercado tradicional, con ramos de cilantro para espantar las balas y contar un drama acompañado de huapangos huastecos y cebollazos de realidad.

La 39 Muestra Nacional de Teatro se llevará a cabo hasta el 10 de noviembre en más de una veintena de teatros del Centro Cultural del Bosque del INBA, recintos del Sistema de Teatros de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, y de foros de la Red de Espacios Culturales Independientes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here