Vuelve a sorprender la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí bajo la batuta del Mtro. José Miramontes Zapata, con el estreno en esta capital potosina del Concierto No. 3 para guitarra y orquesta de Leo Brouwer, interpretada por el guitarrista solista Fernando Mariña.

A pesar de ser un estreno en esta capital, el guitarrista aboga porque se interprete y toque más obras de guitarra y orquesta. “Yo me pregunto hace cuanto no tocaba una orquesta  y guitarra aquí en San Luis, ya no digo Aranjuez o Ponce. Pero yo creo que estos conciertos dada el desarrollo de la guitarra deben de ser conciertos, no solo el Elegíaco, el Toronto, el Lieja, estos de Brouwer, de Ernesto García de León”.

Un centenario Teatro de la Paz que registró una buena entrada y que formó parte de las actividades de la décima novena edición del Festival de San Luis, dedicado a la música del mundo.

Un concierto para guitarra y orquesta en donde quedó decantado esta energía vibrante, aunado a esta forma tan pulcra y técnica de ser abordada por el guitarrista Fernando Mariña, al plasmar esta riqueza de sonoridades que conlleva la obra.

Y sin hacer desdén, se ofreció la Sinfonía No. 3 de Johannes Brahms, en donde se notan detalles brillantes de orquestación, que logran incidir en volver a escucharla, y de esta manera ser redondeado este histórico concierto en esta capital potosina.

Fernando Mariña comenta “Es muy curioso, Brouwer manifiesta que está inspirado en el Concierto para violín No.  2 de Bela Bartok, culturalmente hablando, y Brouwer maneja los temas cubanos y por la analogía del instrumento que nos hace sentir este sentir español. Digamos que los autores Sor, que sientes que están ligados al Elegíaco son muy idiomáticos y le ocurre al Elegíaco, las fórmulas son muy guitarrística. Este es el valor que yo le veo al Elegíaco”.

De hay que considera que “básicamente yo creo que el concierto Elegíaco debe de estar formando parte de los conciertos clásicos de la guitarra. A mí no me gusta hacer comparaciones, pero yo creo que cada etapa de obras tiene un auge en sus diferentes etapas, Yo creo que el concierto de Aranjuez, el concierto de Tedesco y el mismo concierto del Sur, hablamos de los conciertos de la época segoviana, y Brouwer. Yo siento que entre la guitarra clásica del siglo veinte se debe de dividir en la primera etapa Segovia que lleva a la guitarra a un punto y luego la etapa breweriana, que esta juntada con todo el trabajo que hizo Julian Britney y John Williams de buscar también autores nuevos para componer para la guitarra”.

“Yo era roquero antes de dedicarme a la guitarra clásica de jovencito, entonces para mí el concierto Elegíaco es muy importante en mi carrera porque cuando yo llevaba dos meses estudiando en Cuba, y en aquel momento mi intención de estudiar en Cuba era para convertirme en el próximo (Carlos) Santana, pero ocurre  que estudiando allá, que viene el segundo festival internacional de guitarra de la Habana, que esto fue en el año de 1998 y en este festival del 88, Rey Guerra hizo la primera audición  cubana del Elegíaco. Cuando yo oí eso en vivo no volví a abrir la guitarra eléctrica en veinte años, y me definí a la guitarra clásica. Esa es para mí la importancia que tiene personalmente”.

En cuanto al ser dirigido por Leo Brouwer en el concierto que realizará en Costa Rica “es un sueño hecho realidad que si yo lo hubiera tratado de planear no se hubiera dado, es algo que se dio fortuitamente. Me motiva muchísimo y también me pone sobre la espalda una gran responsabilidad, porque es algo único”.

Entre los proyectos de Mariña esta el ofrecer dos conciertos en Costa Rica, en donde se tocará junto a el Elegíaco,  el concierto del compositor nicaragüense Luis Abraham Delgadillo, “el cual es un compositor contemporáneo de Manuel M. Ponce, aunque las dimensiones de su concierto son más modestas, parece como un Vivaldi, es entre un barroco y un rococó” .

Ahora ¿por qué tocar Delgadillo con Brouwer?, responde, “pues es muy fácil la respuesta, ese concierto nunca su compositor le hizo una cadencia. Entonces cuando Leo Brouwer tuvo la oportunidad de hacer su debut como guitarrista acompañado por una orquesta que era lo que tenía. Leo Brouwer le hizo la cadencia, pero de esto que estamos hablando cuando Brouwer tenía 16 años y lo toca a los diecisiete”.

Comenta que esta el proyecto de grabar este concierto bajo la dirección del maestro Leo Brouwer y “como es con una orquesta  costarricense, una parte la grabará Brouwer y la otra parte la va a dirigir el director costarricense Ricardo Vargas.

Un disco que tiene la particularidad de estar integrado por puras obras de estrenos, de los compositores: Brouwer, en este caso una buena grabación ya que solamente existe dos registros videográficos, uno hecho por un guitarrista nicaragüense y la de Mariña, la del compositor Delgadillo, como del compositor veracruzano Ernesto García de León.

El cual Mariña tiene planeado presentar este proyecto discográfico en México, ya sea bajo la dirección del Mtro. Brouwer o sino bajo la batuta del Mtro. Ricardo Vargas, y claro también presentarlo en esta capital con la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí.