Home Arte y Cultura Entre dulces y catrinas

Entre dulces y catrinas

0
77

No solo fue un gran ejemplo en cuanto al convocar sino también de fomentar este sentido de comunidad, y a su vez, ser este reviraje con este nuevo potosinazo, es lo que propuso  Potosinas de hoy  en esta primera edición de “Entre dulces y catrinas”, que se llevo a cabo en el estacionamiento de Plaza Tangamanga.

Fue tal el éxito, al tener una respuesta mucho mayor a lo que se esperaba a este evento realizado por este grupo de potosinas emprendedoras y no como esta espontaneidad como era referida en su momento por un medio electrónico entorno a este evento cultural.

“Siempre pensamos que era un evento grande, pero jamás pensábamos que iba a tener este alcance y estamos felices” comentó una asombrada, una de las organizadoras Karla Ávila. 

Una larga  fila en su mayoría integrada por familias y muchos jóvenes, en donde el atractivo de este evento fueron estas 57 cajuelas abiertas de coches decoradas, en donde tanto los pequeños como adultos pidieron esta variedad de golosinas cerradas bajo este infalible sincretismo cultural, pero que a fin de cuentas lo que se destacó fueron nuestras tradiciones mexicanas.

Al ver cajuelas decoradas que nos remiten a estos altares de muertos, que fueron desde lo más tradicional hasta esta contemporaneidad, sin hacer desdén esta evocación al halloween, pero lo más importante era ver como tanto pequeños como adultos asistieron pintados sus caras de calaveras, algunos de ellos vestidos de catrinas a pesar de esta oleada de superheróes y demás personajes de moda.

A pesar de este viento frío que se dejaba sentir, no fue impedimento para que niños, abuelos, papás, “todos unidos y viviendo un momento que muchas veces nos faltan lugares en donde como familia puedas asistir y te puedas divertir, el cual se les veía en las caras que venían emocionadisimos a pedir sus dulces” acota Karla Ávila.

Así como todas estas personas que se unieron con dulces a diferentes cajuelas “en donde se logro el poder demostrar que no necesitan conocerte para unirte como sociedad. Yo no conozco a nadie, es mi primera vez, traigo dulces y adelante en donde tú quieras y lo padrísimos es que eras acogido y traes dulces vente, parecía una hermandad impresionante”, comentan.

Además que fue un evento muy completo, al ofrecerse desde esta activación, en donde un adulto de la tercera edad de Feliz Atardecer compartió una leyenda, además de esta pedida de dulces de cajuelas en cajuela, “en donde veías unas cajuelas en que en verdad veías que la gente se tomó su tiempo real para decorarlas, para organizarse como grupo y como comunidad”, comentó Tamara Delgado.

Además se tuvo una pasarela de Catrinas, mariachis con cantantes, danzantes y la presentación del más pequeños cuentacuentos, Ireke, bajo la complicidad de su madre.

Un evento a pesar de ser en un espacio público, es destacar que siempre predominó la convivencia y fraternidad fueron las principales pautas en esta segunda emisión de Entre dulces y Catrinas.

Entre los proyectos a seguir por Potosinas de hoy se encuentra el realizar su primer kilometro de juguete, en donde se busca apoyar a muchas personas que a lo mejor no tienen los recursos, “pero sin lugar a dudas, poner nuestro granito de arenaen el demostrar que hoy nos unimos para dar pero también podemos unirnos para compartir y patra hacer felices a muchos chiquitos” comento Ávila.

Con una fecha tentativa del 15 de diciembre, que se podría conjugar con su bazar navideño.

NO COMMENTS