carlos-s   “In  Search of Julián Carrillo & Sonido 13”

      Para autor del ensayo “In  Search of Julián Carrillo & Sonido 13” Alejandro L. Madrid el músico potosino representa la originalidad en una combinación insuperable de composición musical, investigación científica e inspiración sublime a través de el piano, el violín y la dirección orquestal única en el mundo lo que provoca una innovadora así como una vasta gama en obras de universos sonoros que apenas empezamos, no sin asombro a descubrir.

     Figura clave en el panorama cultural del Porfiriato, a Julián Carrillo le toco vivir esa ruptura del pueblo mexicano con el autoritarismo de Porfirio Diaz, de ahí su estigma y separación posterior de los honores para sus colegas los más grandes músicos y cuasi héroes nacionales, el represento a la música de la suave patria al ser enviado en 1911 al congreso internacional de música en Roma, además su obra supera toda política y frontera conocida hasta el momento.

    El texto de Alejandro L Madrid, es el resultado de un arduo trabajo de investigaciones y vivencias que le costaron casi 20 años de su vida como músico y académico en México y los EEUU  ha  apareció  finalmente publicado en 2015 bajo el sello de la editorial de la Oxford University Press intenta explicar descubriendo como afectaron las influencias de Carrillo en la música clásica y contemporánea sobre todo en el siglo XX, pero con repercusiones innovadoras para el siglo XXI.

     Entrevistado antes de presentar el texto en el “Museo Francisco Cossio” ex Casa de la Cultura del Estado el autor explica que el primer contacto con el mundo fantástico de Julián Carrillo se dio en su ´primeros años de adolescencia cuando observaba televisión en su casa del Distrito Federal:

  “Estaba mirando el noticiario de Guillermo Ochoa, algo llamo mi atención, ya que se había desatado un debate sobre el la interpretación del sonido 13  una pieza de Carrillo en vivo y que según algunas llamadas de los televidentes había afectado de sobremanera a sus mascotas, los gatos morían, los pericos enloquecían, ahí nació el mito moderno del músico potosino y su descubrimiento, todo lo anterior resulto ser falso pero no pude quitarme de la cabeza ese incidente” apunta.

    Con la entrada de la era de acuario a principios de los años sesenta en la capital de país como en toda América se estaba gestando el movimiento de amor y paz, pero mas concretamente en el Anahuac (México) había un regreso a las filosofías chamánicas de la nueva mexicanismo, los happenings de  alocados hippies con proyecciones, alucinógenos como las hongos y peyote además de danzas autóctonas,   muchos jóvenes y no tan jóvenes decidieron utilizar la música de Carrillo y el Sonido 13 como “soundtrack” excepcional de esta parafernalia revolucionaria.

      El investigador hoy director de la cátedra de musicología en la universidad de Cornell Nueva York admite que más que gustarle la música de Carrillo en si misma, en un principio,le atrajo lo que esta provocaba, pero en cambio cuando estudiaba en bachillerato en la ciudad de México y asistió a este tipo de eventos confirmo el impacto  que un músico propusiera través de su teoría  del sonido un cambio y una nueva visión cósmica de todo un pueblo y de la raza humana entera.

  Después se entero que los organizadores del encuentro que hoy llamaríamos como “multimedia” fueron algunos alumnos del maestro Carrillo encabezados por la artista Estrella Newman: El performance fue una impresionante puesta en escena con danzantes en penachos, murales surrealistas y la atmósfera de la filosofía de la “Nueva Mexicanidad” con la música microtonal de Carrillo como fondo, gestaron en lo más profundo de mi  el interés por el músico y el “Lieb motib” que me inspiró finalmente a escribir y publicar este texto que hoy tienes en tus manos Carlos”, agrega nuestro entrevistado.

   Afirma el investigador que al discutir el trabajo de Julián Carrillo y su sonido 13 con algunos de los músicos contemporáneos que se han acogido a experimentar con este fenómeno musical, por ejemplo uno de los mas fervientes admiradores y seguidores de Carrillo se queja de que todo aquel que habla de la obra del maestro potosino inserta sus propias ideas en su contexto filosófico, desde anarquismo y cristianismo, neo indigenismo y ufología como si todo esta fuera central para definir su música, con lo que no estoy de acuerdo.

    “Para mi el sonido 13 puede tener no solo uno sino múltiples significados y acercamientos, así que todo lo anterior es solo una parte del complejo proceso del sonido de  su cultura, ¿ algunos de los usos del sonido 13 se aproximan de alguna manera a la intención original de Carrillo?, no lo sabemos pero algunos artistas fallan en el sentido de que no saben que es lo que el compositor en realidad estaba proponiendo o intentando al ejecutar con el sonido 13, de ahí que muchos de quienes se identifican en su obra terminen utilizándolo con todo tipo de fines artísticos bizarros y hasta políticos como ocurrió en su tiempo…”

carlos

Continuará…