Cómo saber si te han hecho un trabajo de magia negra

ritualesEn ocasiones hay quienes guardan rencores, muchas veces infundados,  en ocasiones van mas lejos, sin darnos cuenta somos victimas de su maldad, envidia o coraje, también puede ser la obsesión contigo. Algunas personas sienten la necesidad de dominar o de vengarse usando como medio la magia, brujería o hechicería.

A veces, los seres atacados por el mal son únicamente receptores (y depuradores) de la negatividad, debido a su estado de extremada pureza o delicada contextura energética, tal es el caso de los niños, los animales y las plantas. Pero, en otras ocasiones, las personas que sufren a causa de un “daño” son receptoras y emisoras de este tipo de energías porque -consciente o inconscientemente- abrieron la puerta de su mente a la negatividad. Este tipo de comportamiento es habitual en individuos adultos normales que frecuentemente desconfían de las actitudes de otras personas, albergan resentimientos y odios o emiten pensamientos muy negativos. Las personas con alteraciones o desviaciones mentales o con adicciones o vicios severos también son receptores “muy calificados” de los trabajos de magia negra. Es decir que existen seres con una disposición natural a “absorber” el mal así como otros que tienden a rechazarlo. La diferencia fundamental entre unos y otros radica en la mente y el corazón de ambos.

¿Y como poder saber nos han realizado algún trabajo de magia negra, brujería, hechizo o trabajo?

La respuesta depende del tipo de trabajo que hayan realizado, por ejemplo si te  sientes bien, esta en perfecto animo y llegas a tu casa te sientes candado, con sueño extremo y gran pesades. Lo mas probable es que el trabajo sea para afectar tu hogar,  bien si es en el trabajo es para afectarte en esta área, es probable que sea un colega, algún empleado resentido, también puede ser simplemente envidia.

Aun que de momento no sepas por que motivo te han realizado un hechizo  o trabajo de magia negra,  te decimos algunos de los síntomas que permiten saber si te están trabajando:
• Peleas y discusiones constantes (por motivos intrascendentes), en el seno de la pareja, o incluso, de toda la familia.
• Rupturas amorosas inexplicables.
• Padecimientos de salud para los que la medicina no encuentra ninguna explicación.
• Dolores de cabeza, de oídos, molestias visuales, resfrío o estados gripales frecuentes.
• Agotamiento extremo, falta de energía, desgano, sin que medie un esfuerzo físico, emocional o intelectual que lo justifique.
• Ausencia total de deseos sexuales.
• Dificultades económicas que no tienen razón de ser, tales como las que se pueden padecer a causa de estafas, quiebras y robos reiterados,  también problemas laborales.

Aun que no comprendamos como es posible esto, aun que no veamos la energía es algo, muy fuerte y cuando la usan para el mal, pueden hacer mucho daño, hay que protegernos y tener una actitud positiva ante la vida, fe ante todo, de esta manera lo que intenten siempre nos afectara menos.