¿CÓMO FUE  QUE APARECIÓ ESTE ARTEFACTO?

Estas tablas que han marcado experiencias mortales en muchas personas y que también han sido parte del juego y de las historias de muchas películas de terror,  se obtuvieron el 10 de febrero de 1891, se obtuvo una patente de esta  y se trataba de una tabla de madera grabada con las letras del abecedario y los números del 0 al 9, algunas tenían las palabras YES, NO Y GOOD BYE, y una tabla en forma de rectángulo que funcionaba como indicador.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, los EE.UU.  padecieron de una aguda fiebre por el espiritismo, la gente buscaba tener contacto con el más allá  y para esto entablaban grandes y aburridas sesiones que incluían escritura automática a través de médiums o recitar letra por letra el abecedario en busca de una señal.

Fue Charles Kennard y sus socios Elijah Bond y Washington Bowie quienes fundaron: Novelty Compañy, una empresa dedicada a fabricar lo que ahora son las OUIJAS.

El nombre de OUIJA surgió  durante una sesión producida por Helen Peters, la cuñada médium  de Elijah Bond, donde le preguntaron a los espíritus  el nombre que debía llevar la tabla, y fue cuando el indicador señaló: OUIJA; después preguntaron el significado de dicha palabra a lo que el tablero respondió: GOOD LUCK (Buena suerte).

Se cree que es un medio para abrir comunicación  con los espíritus y puede crear  dependencia y trastornos psíquicos. Películas como “El Exorcista”, se han inspirado en numerosas historias de posesiones demoníacas que han surgido a su alrededor.