La Magia de los Atrapasueños

Un atrapasueños o cazador de sueños, que en realidad no atrapa sueños, se crearon para proteger a los niños de las pesadillas.
Los atrapasueños se originaron en la nación nativa norteamericana de Ojibwa, intentando simular una telaraña, se considera un hechizo, con forma de circulo representa los movimiento del sol y la luna, las plumas representan la ligereza,  que todo debe tener poco peso, que debemos hacernos fuertes, bellos y resistentes como las aves. También nos recuerdan que todo aquello que no podamos soportar,  el saber que mientras dormimos todo lo entreguemos al cielo confiando en que existe una conciencia superior y de luz. 
Hasta la fecha se siguen utilizando pues la creencia continua, si las pesadillas no nos dejan dormir siempre podremos recurrir a un atrapasueños, además de alejarnos de los malos sueños, lo podemos utilizar como decoración  arriba de la nuestras camas.