¿Cómo nació la santería?

Muchas veces se ha confundido la santería con el satanismo.

Pero realmente  la SANTERÍA es un culto que viene de Nigeria por parte de una tribu llamada: Africana Yoruba, que estuvo por más de 12 siglos hasta el año de 1896 en el río Níger.

Los famosos “yorubas” eran esclavos, los cuales fueron enviados a Cuba y Brasil  para trabajar en los campos de azúcar y estando ahí se les obligó a convertirse al catolicismo para poder legalizar su estancia. 

Y de esta forma fue que nació la santería que es el fruto del sincretismo (intento de conciliar doctrinas distintas) de los cultos de los yorubas y el catolicismo. Y así es como los africanos adaptaron   leyendas  que narran la vida y aventuras de los orishas (relacionados a un área de la naturaleza con determinadas fuerzas místicas, al espíritu de un ancestro y a un individuo).  El culto que practicaron a escondidas fue reconocido y de hecho varios amos les pedían ayuda a sus esclavos para salvar las cosechas, sanar o recuperar a un amor y para que no fueran castigados se dirigían a los orishas con otros nombres.

Después de la Revolución Cubana en 1959, muchas personas que profesaban la santería migraron a Miami, Los Ángeles y New York, creando espacios donde viven los “santeros”.  

Dentro de la geografía africana se construyeron diferentes formas de contactar a los espíritus.  Varias tribus se vincularon con seres vivos y con la naturaleza de distintas maneras, algunos apostando por las deidades (seres divinos) y otros por los ancestros. Como lo es el origen del VUDÚ con el cual los habitantes de África Central buscaban someter a tribus enemigas y después a sus amos.