JUMBO 

Por: Roberto A. Valenciano Capín
 
Una noche  de reencuentro, de festejo y confirma su premisa “Estoy vivo y sigo aquí Tour” convocada por la banda regiomontana Jumbo en el Roadhouse,  San Luis Potosí, como parte del Circuito Indio vía Vive Latino y darse su primer sold out.
 

A pesar de un leve retraso en cuanto a subir al escenario del cuarteto de músicos regios: Charly Castro, Flip Tamez, Beto Ramos y Clemente Castillo, no fue impedimento  para disfrutar de un concierto que se volvió muy emotivo.
En esta ocasión compartieron sus canciones, su energía  y ser confirmada por Clemente Castillo al comentar.  “Por muchos años hemos tocado en esta ciudad, y siempre es la misma felicidad, brindamos por ustedes y por la música, ¡gracias San Luis!”, ante la ovación de los asistentes.
 

Desde la primera canción sus seguidores se entregaron y confirmaron la vigencia de ser una banda que le gusta hacer buenas canciones, al ofrecer y decantar en un set de canciones que han marcado y siguen haciéndolo a muchos o, son parte de su soundtracks de su vida como lo son: En repetición, Cada vez que me voy, Siento que, Aquí, Fotografía, Monotransistor, Después, Rockstar, Alto al fuego, A veces, Motocicleta, Cámara Lenta,  Desde que nací, El Final del mundo (y este absurdo caos que echamos a perder).

Para sin más entre estos ínter entre canción y canción, de forma espontánea a una sola voz sus seguidores le cantaron las mañanitas a Clemente Castillo quien festejo aquí un año más de vida, quien agradeció este noble gesto, para ser un pretexto mas de volverse en esta fiesta en donde bailaron y cantaron, gracias a esta energía y entrega e intensidad de Castillo y de sus amigos musicales que permeo en sus escuchas.
 

Casi dos horas de concierto, para despedirse momentáneamente entre un creciente ¡Ole, Ole, Ole, Jumbo, Jumbo, Jumbo!, para ser replicado por Castillo por ¡Ole, ole, San Luis, San Luis!, al ofrecer como encore Enséñame a olvidar y Superactriz, de esta manera darse nuevamente esta reconexión  con su grey potosina.
 

“San Luis es una plaza que tristemente dejamos olvidada por razones que tiene que ver con nuestra historia, con la historia de Jumbo que a lo largo de varios años ha ido sufriendo varios cambios desde el managment, la disquera, la agencia de booking, la restructuración interna. Entonces ahora que estamos de regreso prometemos y queremos asegurarle a San Luis que ya no vamos a  dejar tanto tiempo para estar haciéndolo una nueva casa otra vez”.

Considero Castillo que parte del reto como banda después de veinte años de formada es “justamente no perder la esencia  y también un reto difícil obviamente es renovarnos y seguir proponiendo con frescura música nueva. Entonces este año es un año muy importante para nosotros porque viene un disco nuevo y este disco debe de sonar no a Jumbo en el 99, no a Jumbo en el 2003, no a Jumbo en el 2010, tiene que sonar a Jumbo hoy; entonces para nosotros es importante este compromiso que estamos haciendo no es sacrificar nada y decir vamos a hacerlo con toda la justicia y con toda las ganas que suenen a lo mas renovado y fresco que se pueda”.
 

 

Fotografía Michelle Stanford