La compositora aragonesa Carmen París, quien hermana la jota con el jazz.

San Luis Potosí, S.L.P.

0
15

La primera impresión es indudablemente su gran carisma en conjunción con estas ganas de platicar de la compositora y cantante aragonesa Carmen París, quien pisará por primera vez estas tierras potosinas, para ofrecer su canto y hermanar la jota con el jazz, en esta décima edición del Jazz Fest Real de Catorce.

Carmen París se es la encargada de inaugurar este edición del festival de jazz que tiene sus inicios en el año 2009, cuando por iniciativa del Centro Cultural de Real de Catorce, en conjunto con algunos miembros de la comunidad jazzística del estado, unieron esfuerzos para crear un festiival con el objetivo de darle difusión al jazz y aque a la par apoyara la promoción del turismo cultural del municipio.

En este pequeño y acogedor recinto como es la sala de usos múltiples del Centro Cultural de Real de Catorce, en donde Carmen París compartirá a piano y voz, lo más representativo de sus canciones que integran sus cuatro discos. “Es la forma más intimista con el que presento mi obra” acota.

De esta manera se conjuga en su segunda visita a estas tierras mexicana, en esta ocasión como parte de su gira que ha hecho por el Caribe, al visitar Cuba- La Habana-, República Dominicana, Jamaica, Miami, “como aprovechar la cercanía – y como ahí estamos a un lado, vamos a hacer una cosita por México. El fin de semana en el Tejedor en la CDMX y ahora vengo al Festival de jazz en Real de Catorce”.

París bajo la impronta del world music o, como ella misma le llama a las músicas de los pueblos que se han actualizado. “Entonces yo meto la jota aragonesa, la cual ha sido mi base para utilizarlo en diferentes fusiones y sobre todo lo que herman las músicas hispanoamericanas: Mediterráneas, porque éstas son el rasgo distintivo de España con el resto de países mediterráneos y el puente con hispanoamérica. Entonces se hermanan la jota con la ranchera, con la música guajira de Cuba, con la cueca, con la chacarrera”.

Carmen París le apuesta a buscar este equilibrio entre lo emocional y ser conjugado con el corazón ” si es muy importante, hay que encontrar entre las emociones los sentimientos, hay que encontrar el equilibrio, solo el razón no, solo corazón no, solo corazón te pierdes, o solo emociones te equivocas, pero encontrando el equilibrio es en donde esta la felicidad”.

Actualmente hay excesiva música, crees que ha perdido su relevancia social, a lo que comenta “lo que pasa es que la industria es muy poderosa y lo que yo siempre es dicho es que debe de haber música para todos. Siempre ha habido música de entretenimiento, música para bailar, música para lamentarse, música sacra, el problema de hoy en día es que es un monopolio de la canción ramplona, pero ya con la irrupción del reggeton y que no esta bien decirlo que es un monopolio que vayas a donde vayas no escuchas otra cosa. Yo considero que precisamente nuestras músicas desde España, desde México y la Tierra del Fuego son de una riqueza rítmica y tenemos una riqueza folclórica, aunque sea el reggeton la música latina por excelencia en estos momentos, pues me parece un retroceso muy importante, pero la música sigue siendo muy importante para la vida social, y sobre todo veo que eso se mantiene más en México que allá en España”.

La cantante aragonesa platica sobre sus proyectos mediatos, en donde se destaca el hacer una gira por el mundo a través de las jotas. “Estoy recopilando las jotas que hay en México, en Filipinas, en Colombia, en Venezuela, en Perú, en Argentina. He descubierto que el mundo esta lleno de jotas, además de que haya otros géneros aquí en hispanoamérica como la cueca o las jaranas yucatecas que vienen de la jota, pero también estoy recopilando en principio las que todavía se conservan llamándose jotas y para hacer esta vuelta por el mundo”.

Aunque reconoce que no sabe si el proximo año lo presente, debido al gran trabajo de investigación que conlleva.

En paralelo, la París ha desempeñado junto a otros músicos un papel clave en reivindicar el folclore español, músicas de Aragón, Andalucía, Galicia… que “durante años parecían casposas, de pueblo, pero eran prejuicios derivados del franquismo”. “Franco utilizó esa riqueza para propaganda y derivó en desvalorizar las señas de identidad cultural”.

Carmen París es una cantante, compositora, pianista y letrista que a lo largo de sus 30 años de trayectoria ha renovado la jota aragonesa y revitalizado el folklore ibérico. A la fecha ha grabado cinco discos: Dos medinas blancas (Fol Música, 2017), Ejazz con Jota (Producciones Parisinas, 2013), InCubando (Warner Music, 2008), Jotera lo serás tú (Warner Music, 2005) y Pa’ mi genio (Warner Music, 2002), en los que han colaborado músicos de la talla del pianista de jazz Chano Domínguez, el contrabajista de jazz Javier Colina, el guitarrista flamenco Diego Morao, el saxofonista George Garzone y el baterista de la banda Spyro Gyra, Joel Rosenblatt, por mencionar algunos.