LA EXTRAORDINARIA AVENTURA CULTURAL DE UN ARTISTA MIGRANTE MARIO CASTILLO NARRA SUS RAICES DESDE CHICAGO

CHICAGO, ILLINOIS USA

0
215

“La semilla hace siglos brotó y un árbol muy frondoso le nació con los años este árbol y a sus ramos ni un retoño le salió, no quiero ser como este árbol que al final de su vida su raíz perdió, les voy a enseñar a mis hijos con mucho orgullo lo que es la tradición”. Raíces. Mario Castillo.

Cuando Mario tenía 5 años recuerda que había que acompañar a su madre a su trabajo, que era maestra en Villa Unión Coahuila México, pues nadie le podía cuidar, por lo que se dedicaba a pintar con gis sus primeros trazos en los pizarrones de esa escuela al norte del país cerca del Río Grande en la frontera con Texas, nunca imaginaría que en su futuro llegará ser el primer artista latino del nuevo muralismo de los años 60’s en pintar un mural en la ciudad de Chicago Illinois y que algunas de sus obras s encuentran en las colecciones de importantes centros culturales de los Estados Unidos.

Su historia parecería ser la de otro inmigrante más que cruza la frontera con su familia en busca de “El sueño americano” sin caer en el lugar común de hoy día, pero su obra gráfica abarca los más variados estilos, filosofías acuarianas como la espiritualidad, la metafísica y la parapsicologia: surrealismo, Dadaísmo, realismo y cosmovisión de culturas autóctonas o el diseño digital, el arte gráfico sin horizontes, así lo define nuestro entrevistado lo define como “Un encuentro entre dos culturas muy fuertes en las artes plásticas, pero muy diferentes en los objetivos y alcances estéticos”.

No solo asombró a sus profesores y compañeros desde muy joven en las escuelas por las que pasó en su infancia en Crystal City Texas, sino que ya establecido con sus hermanos y madre en la ciudad de Chicago, logró, gracias a su creatividad obtener varias becas algunas veraniegas como la para estudiar en el Instituto de Diseño de Illinois (IDD) para posteriormente estudiar en The School of The Art Institute of Chicago… además recibió un premio nacional de jóvenes de periodismo de “The New York Times” por la ilustración de un artículo, sus méritos y logros continuaron: Beca para la Universidad del Sur de California (USC) ahí fue a la escuela fundada por Walt Disney “Cal Arts” en donde continuó el proceso de búsqueda de como el sonido se producía de imágenes, para posteriormente recibir un ofrecimiento de trabajo para la Universidad de British Columbia en Vancouver Canadá, misma que rechazó para dar clases en la Universidad de Urbana Chanpaing en Illinois.

DE 1957 a 1958 trabajó como repartidor de periódicos en “La ciudad de los Vientos”, después organizó la realización del primer mural mexico-americano organizó, ya que sentía que sus raíces deberían prevalecer aún en una tierra tan lejana y extraña: “ Idealmente para un extranjero en Estados Unidos hay dos opciones, afirma o se adapta uno asimilando todo lo que pueda de la nueva cultura o rechaza uno la total asimilación para mantener viva su cultura de origen, ambas son muy difíciles de llevar acabo”.

A diferencia de sus hermanos quienes se integraron muy bien a la cultura norte americana, Mario optó por guardarse mucho de la mexicanidad de sus raíces, es además un apasionado de la música ranchera tanto así que tiene más de 200 canciones escritas para Mariachi “Eso es lo que trato de plasmar en mis pinturas, pero con conciencia de la educación que me ofreció este país, muchasde mis obras fueron dirigidas por teorías que tratan de dominar al mundo”, comentó durante la entrevista exclusiva para la revista Aló San Luis.

Su carrera continuó como docente de artes plásticas en la Universidad de Ilinois en Urbana- Champaing donde fue postulado al grado de maestro de artes plásticas por seis años, siendo que solo término tres de los establecidos en el contrato: Resulta que organicé esta expo de “Latino Graphics” que resultó ser un rotundo éxito, incluso participaron artistas de sud américa, pero resulta que al director de pintura no le gustó, tal vez por envidia, me acusó de racista por haber curado yo la muestra, por lo que decidí dejar mi trabajo y mudarme a Los Ángeles donde me dediqué a ensayar mis canciones con mariachis y grupos norteños” confiesa.