La Fontegara festeja sus 30 años en la especialización en la interpretación historicista de la música de los siglos XVI al XVIII utilizando réplicas de instrumentos originales

 

Bajo el “Siglo de las Luces . Música alemana y bohemia del siglo XVIII ” es como ofreció un magistral concierto la Fontegara. Música barroca y novohispana de los siglos XVII y XVIII,o en el Teatro Polivalente del CEART.

En primera instancia, a través de la voz del violista de gamba, Rafael Sánchez Guevara comento que ofrecieron en esta noche un concierto muy especial en diferentes sentidos, lo que fue el ofrecer un repertorio muy poco común y por consiguiente no se hace muy seguido en México.

“Es como ser esta parte oscura entre el barroco y el clásico, es lo que existe entre la muerte de Bach y el florecimiento de Mozart”, comentó el Mtro Eloy Cruz.

Eloy Cruz destacó que “en este período hay un montón de compositores muy interesantes y que no hacen música propiamente barroca, sino un género que se llama música galante, y este repertorio es casi desconocido en México “.

A través de la instrumentación de la flauta traversa barroca, guitarra barroca, clavecín- y violoncello barroco y /o viola de Gamba, aunado a este repertorio de compositores alemanes, que son los que están justamente antes de Mozart, para hacerse presente en este programa:

-Trío Sonata No. 1 en Do mayor de Wilheim Friedmann Bach (1732-1795) -, -Sonata en IV en La menor para violín y bajo continuo- de Franz Benda ( 1709-1789), – Trío Sonata en Re mayor – de Carl Phillipp Emmanuel Bach, -Quartetto en Re mayor- de Johann Golttlieb Janitsch (1708-1763), y la -Sonata 1 en Trío – de Carl Stamitz (1746 – 1801).

Un programa que estuvo pensado por Manfredo-Kraemer-, “que es un violinista excepcional y con quien hemos hecho otros repertorios, hicimos música francesa del siglo XVIII, música italiana del siglo XVII y ahora se nos ocurrió hacer la parte que no hemos con él, este repertorio mas tardío y por eso fue todo alemán y todo de la mitad del siglo XVIII”, comento Eloy Cruz.

Siempre bajo esta excelsa calidad interpretativa de este cuarteto y en esta ocasión con el músico invitado, el violinista barroco argentino Manfredo Kraemer. Una sutileza en cuanto a la transparencia de su sonoridad que incide en el pleno disfrute y esta capacidad de sorprender en cada obra interpretada esta noche.

A pesar de esta expresión de esta molestia manifiesta del secretario de Cultura, Armando Herrera Silva por la poca convocatoria -asistencia- para degustar de lo que se convirtió en un bone apetite musical ofrecido por esta agrupación musical que viene festejando sus treinta años en la difusión e interpretación del repertorio de música antigua y barroco.

Pero afortunadamente, gracias a este cálido aplauso menguo un tanto esta indiferencia de los potosinos a este tipo de conciertos de calidad y que desafortunadamente pone entrejuicio el apego/ apropiación del festival de música antigua y barroca “Los Fundadores” que se ha celebrado por más de dos décadas en diferentes escenarios en esta capital potosina.

En donde también La Fontegara viene también presentando su más reciente producción discográfica – Arca de Música: Música instrumental en la Nueva España, explicitado en dos volúmenes.

Así como también se presentarán este 4 de Agosto en el Teatro Helénico, en dónde ofrecerán un programa integrado por música novohispana.